#Bigote Arrocet ha sido desterrado durante su participación en el reality "Supervivientes" a causa de las llamadas telefónicas y se ha convertido en el personaje con más posibilidades de volver a España. Pero, desde hace unas semanas, se está notando un cambio radical en la manera de comentar el comportamiento del humorista chileno por parte de los colaboradores de #Telecinco (en espacios como #Supervivientes, Sálvame, El programa de Ana Rosa o Cazamariposas).

Bigote se encuentra solo en la isla

A pesar del esfuerzo y de la llamada a plató de María Teresa Campos (su pareja) al programa del domingo, presentado por Sandra Barneda, finalmente, el público prefirió que se fuera del concurso.

Anuncios
Anuncios

El humorista ha sido desterrado y está aislado esperando a que salga uno de los actuales nominados (están en peligro José Luis, Gloria Camila y Kiko, aunque este último es el que tiene más posibilidades de salir a causa de su comportamiento) y el público debe elegir.

Pues bien, ya hemos tenido llamada telefónica desde Madrid entre María Teresa Campos y Bigote Arrocet provocando el morbo del telespectador ya que la presentadora sufrió un ictus el pasado 16 de mayo aunque el cómico chileno no sabe nada todavía. El concurso está viendo como el culebrón Arrocet-Campos le gusta a los espectadores y están logrando grandes índices de audiencia lo que hace que compense tener a Bigote que tiene uno de los sueldos más altos de esta edición, ya que cobra entre 20.000 y 24.000 euros por semana.

Bigote se encuentra cómodo estando solo

Por el momento, Bigote parece estar en su salsa ya que al estar solo no tiene que aguantar las discusiones entre sus compañeros que es lo que peor llevaba.

Anuncios

No tiene que involucrarse dentro de una convivencia además de que le encantan las nuevas vistas desde su nuevo hogar que es una especie de casa del árbol y puede disfrutar de su querido silencio.

Los presentadores y colaboradores del canal han cambiado completamente su punto de vista sobre la participación del cómico y ahora es uno de los favoritos a llevarse el premio. Muchos seguidores del programa en las redes sociales ponen el grito en el cielo y están acusando al programa de favoritismo, ya que Bigote ha pasado de ser duramente criticado por no aceptar el desayuno, que había sido capaz de ganar tras una prueba de recompensa, o por no querer entrar en los problemas de la convivencia, a ser uno de los grandes favoritos para llegar a Madrid y convertirse en el ganador de esta edición. La única que no ha cambiado de opinión ha sido Mila Ximénez.