Jorge Javier Vázquez, el presentador más polémico de los programas del corazón, ha tenido su semana más movida. Si hace apenas unos días se filtraba un posible abandono del programa que lo vio en lo más alto y una sustitución por el colaborador Kiko Hernández, ahora el presentador catalán ha protagonizado un enfado en Sálvame.

Sálvame recoge el vergonzoso momento

Ocurría en directo y Jorge Javier era el galardonado de la entrega de Premios Triángulo, un acto organizado por la ONG Cogam, que defiende los derechos de colectivo gay, lésbico, transexual y bisexual. Sin embargo, lejos de alegrarse por ser el premiado del acto, se enfadó en pleno directo y admitía que "ya no lo quería".

Anuncios
Anuncios

Unas palabras que causaron la conmoción dentro y fuera del plató.

Aunque conectaron en directo con la gala y el presentador daba las gracias por ser galardonado, pero dejaba patente que no todos estaban contentos con su representación de dicho colectivo. Pero el enfado vino cuando uno de los presentadores [VIDEO] de la gala afirmaba lo siguiente: "Un premio más que merecido e igual llega incluso tarde. Ha sido polémico, sabes que habrá gente que no esté de acuerdo". Unas palabras que sentaron realmente mal al de Badalona y quiso mostrar su descontento con todos los espectadores. Afirmaba: "No, basta, entonces ya no lo quiero. Estoy de los premios polémicos hasta aquí".

Unas palabras que impusieron [VIDEO] de forma sobrenatural a la ONG, cuyo presentador intentaba convencer a Jorge Javier de que él era merecedor de dicho premio, al menos, desde la visión de COGAM.

Anuncios

Con todo, parece que Jorge Javier Vázquez no supo valorar dicho premio e incluso llegaba a decir que prefería no recibir ningún premio teniendo en cuenta la polémica que ello suponía. Con todo, sus compañeros de Sálvame quisieron tranquilizar la situación que se estaba viviendo.

LGTB, decepcionados con el comportamiento de Jorge Javier

A pesar de todo, el catalán quiso reafirmar su actitud de apoyo hacia el colectivo #LGTB tanto con su vida privada como profesional, pese a no importarle demasiado la obtención del premio e incluso rechazarlo en su programa de televisión.

En definitiva, se trató de un sorprendente numerito del presentador en pleno directo. Algunos lo califican como un "capricho" y un feo desplante hacia el colectivo de gays, lesbianas, transexuales, etc. De hecho, en las redes sociales no han tardado en opinar y castigar la actitud infantil del presentador, que no ha terminado de ganarse a la audiencia y sobre todo, no ha dado las gracias de un modo sincero. #Actualidad #Telecinco