El canal #Intereconomía está últimamente en el punto de mira de numerosos medios de comunicación. Bien sabido es que incluye en sus programaciones algunas tendencias que no son del gusto de todos, pero tiene un público bastante fiel. Eso, y sus controvertidos comentarios en numerosos espacios televisivos, les han servido para dar mayor polémica al canal de #Televisión. Mucho estaban tardando en que volviera a ocurrir algo así y el resultado ha sido tremendamente decepcionante.

Como no podía ser de otro modo, en este caso le tocaba a Eduardo García Serrano, quien en anteriores ocasiones ha protagonizado numerosos escándalos e incluso, según fuentes del diario "Público", fue condenado por injurias graves al llamar "puerca" y "guarra" a una política del PSOE en esa misma cadena.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, no tuvo represalias en el lugar de trabajo y García Serrano mantiene su habitual postura para dirigirse a quienes no les hace demasiada gracia.

Sin embargo, lo que ocurría la pasada [VIDEO]noche ha sobrepasado todos los límites de la cadena. En el informativo de Intereconomía cogían como protagonista a Irene Montero, de quien Eduardo García afirmaba que tampoco se sabía mucho de ella, puesto que no hay nada en su currículum. Y añadía: "Es la zarina roja de Pablo Iglesias, su chati vamos, quien gracias a su relación personal con él, es la portavoz de #Podemos". Además añadía: "Dado el torpe e idéntico aliño indumentario que ambos gastan, si los ves de espaldas con coletita y vaqueros, no sabes quién es quién".

Graves consecuencias tras las descalificaciones de "Intereconomía"

Unas vergonzosas palabras que, sin duda alguna, han causado grandes estragos en las redes sociales como Twitter.

Anuncios

De hecho, un usuario de dicha red social añadía lo siguiente: "Los fachas de Intereconomía y su odio brutal hacia la diputada de Podemos Irene Montero". Otros afirmaban lo siguiente: "¿Cómo se puede permitir esto en la televisión? Es denunciable". Unos comentarios espeluznantes que pasan con creces los límites de la información. Es más, incluso hace referencia a la indumentaria de dicha persona y se dirige a ella como "la chati de Pablo Iglesias".

Hasta el momento, la protagonista de este delicado asunto no se ha pronunciado ni tampoco el periodista, quien como ya contábamos anteriormente, es asiduo a este tipo de comentarios tan fuera de lugar. En definitiva, todo indica que será muy complicado acercar posturas ante tales descalificaciones en una cadena de televisión.