Corría el pasado 13 de abril cuando Mediaset España confirmaba la apertura del casting de la que será la próxima edición de #Gran Hermano, aquella en la que el reality decano de la televisión en España cumplirá la mayoría de edad.

Una edición que estará cargada de sorpresas y a la que ya se habrían apuntado millares de personas en busca de convertirse en uno de los dieciséis protagonistas que entrarán en la casa de Guadalix de la Sierra a mediados del próximo mes de septiembre, cuando, en principio, está previsto el inicio del programa que, este año, volverá a estar presentado por Jorge Javier Vázquez.

Después de albergar en su casa a más de 300 grandes hermanos desde que comenzara la emisión en el año 2000, las instrucciones de los 'cabecillas' de Telecinco para la próxima edición, y sobre todo tras el fracaso en audiencia de la última edición, marcando mínimos históricos, eran claras: Hay que hacer el mejor casting de la historia.

Anuncios
Anuncios

Algo que supone una criba importante y que arranca rellenando el formulario adjuntado en la página web del programa en el que, además de sus datos personales, los aspirantes deben adjuntar una serie de fotografías suyas, además de un vídeo en el que deben tratar de convencer a los responsables del casting de que son ellos los que deben entrar en GH 18.

Tras este primer paso, los supervivientes, que serán los menos, serán contactados para una entrevista vía telefónica que seguirá descartando a gran parte de los aspirantes y en las que se buscan desparpajo, personalidades llamativas y gente con las ideas claras de por qué quiere entrar al programa.

Una vez se ha filtrado al máximo, unos mil finalistas serán los que acudan al casting presencial que se realizará en la capital de España y que será el que cuente con el responsable de casting y todo su equipo en una última prueba en la que se someterá a distintas preguntas y situaciones hipotéticas que se puedan dar dentro de la casa para ver si son o no lo que están buscando.

Anuncios

El duro casting de Gran Hermano

Tras esta entrevista se les realiza un test psicológico y aquellos que reúnan las condiciones buscadas pasarán a una última entrevista, con los directores del programa, mucho más profunda, así como un nuevo test psicológico más largo y clarificador, además de un reconocimiento médico.

Por último, un equipo de redactores se desplazará para conocer a los entornos de estos concursantes en sus localidades para acabar de decidir quiénes entrarán en Gran Hermano 18. Ojo, todo hace indicar que la caravana de GH 18 volverá a pasar por las principales zonas costeras en 'busca directa' de concursantes. Si tienes suerte y la encuentras, puede que te saltes alguno de los pasos anteriores.