Hace poco, nos enterábamos de la visita que tanto El Gran Wyoming como Dani Mateo, tendrían que hacer a los juzgados a causa de los comentarios emitidos en su programa sobre el Valle de los Caídos, mismos que para nada fueron tomados con humor por la Audiencia. Gracias a sus chistes, ambos periodistas tuvieron que pasar más de una hora declarando frente al juez, bajo demanda por "ataque de connotaciones religiosas", impuestas a partir del incidente.

Un caso que si bien había sido dejado de lado por el primer juez, al no encontrar evidencias que respaldaran un auténtico delito, salió a colación nuevamente por los ofendidos, que demandaron una nueva revisión.

Anuncios
Anuncios

Medios de prensa tales como "Al Rojo Vivo", no perdieron oportunidad de conocer detalles sobre los pormenores de la situación. Antonio García Ferreras estuvo conversando con ambos en vivo, preguntándoles por como había estado la sesión con el juez y si tenían comentarios que hacer al respecto.

Quién parece haber rectificado sobre lo sucedido es el mismo Wyoming, que en todo momento se mostró serio al comprender las dimensiones que había adquirido el problema. No se puede decir lo mismo de Mateo, quien insistía en ironizar durante su camino hasta los juzgados. "Igual me llevan a Soto del Real y salgo convertido en un magnate", fue una de las frases que soltó, después de comentar que se sentía prácticamente como un preso.

Sin abandonar ese tono jocoso, medio en broma, medio tenso por el tedio de las declaraciones, Mateo también le endilgó a Wyoming la culpa por haberlo involucrado en tal lío.

Anuncios

A pesar del revuelo que causaron sus palabras al aire, la mayoría de usuarios en las redes sociales han mostrado empatía hacia ambos comunicadores, dejando en claro lo conveniente que era distinguir entre sentido del humor, (un poco ácido o bastante políticamente incorrecto, si se lo quiere ver así), y un afán genuino por ofender a las facciones religiosas, que tanto se han ensañado con el asunto.

¿Quién iba a pensar que soltar unas palabras en la televisión, sería motivo suficiente para que dos presentadores recibieran citatorios del juez? Ahora tendrán que cuidarse mejor las espaldas.

Pese a todo, ambos han mostrado una disposición auténtica para solucionar el embrollo. Mateo pidió una disculpa ante las cámaras si con su reacción, había llegado a ofender a algún religioso, aclarando que no era la intención de la broma. #La Sexta