Voy a comer con… #Johnny Depp. A pesar de los millones obtenidos durante su carrera, Johnny Depp, podría encontrarse con la cuenta corriente bancaria en números rojos debido a un estilo de vida extra lujoso al cual no consigue renunciar y tampoco se puede permitir. Una auténtica patología según sus dos contables Joel e Robert Mandel, de la Compañía Mandel, quienes han declarado ante el Tribunal que los dos millones de gastos mensuales del actor no son sostenibles para su economía. Desde hace tiempo estos gastos era un dato más que preocupante al mirar sus libros contables; pero cuando sus contables hace ya meses, le explicarón la situación, Johnny Deep, además de despedirles les acusó de haberle robado dinero, denunciándoles por ello.

Anuncios
Anuncios

Los …. Declaran que las manos rotas del actor de Eduardo manos tijeras son la causa de su bancarrota y esto es debido fundamentalmente a causa de una patología. Durante veinte años ha gastado aproximadamente dos millones al mes en aviones privados, vinos, yates, residencias de lujo e incluso tiene un castillo en Francia. A todo esto, en el último año, hay que sumarle e divorcio con Amber Heard que le ha costado unos siete millones de dólares. Las manos tijeras se han convertido en manos rotas.

Voy a comer con… #Sylvester Stallone. Antes de convertirse en una de las estrellas más famosas de Hollywood, Sylvester Stallone, rodó una película pornográfica como tantos otros actores. Stallone en sus principios como actor no contaba con mucho dinero; él mismo ha contado en numerosas ocasiones que vivía en la pobreza, dormía en estaciones y comía muy poco.

Anuncios

Aquella participación en la industria pornográfica no es un recuerdo del que Stallone se sienta orgulloso ya que la intenta ocultar diciendo que él tan sólo besó y acarició, a pesar de aparecer en posiciones explícitamente pornográficas. Si es cierto que el actor dice en parte la verdad: el pene que se ve en las acciones más fuertes no es el suyo, sino el de otro actor.

Voy a comer con… #Brad Pitt. Brad Pitt afirma que uno de los factores que provocaron su divorcio con Angelica Jolie fue su alcoholismo, pero declara que se mantiene sin probar ni una gota de alcohol desde hace medio año y que actualmente está en terapia. El actor estadounidense confiesa que el hecho de beber demasiado se convirtió en un problema. Hoy en día es feliz por ser capaz de controlar sus acciones, pero no puede evitar sentirse triste por todo lo acontecido.