El pasado miércoles 10 de mayo supimos de la noticia, fue el colaborador de las famosas bombas, Kiko Hernández, quien daba la noticia.

El que fuera marido de Raquel Bollo y padre de sus dos hijos mayores, Manuel y Alma, tendría que ingresar en prisión el próximo 23 de mayo por un período de 4 meses tras haber incumplido al pago de la manutención que durante años debía haber pagado a la colaboradora.

Raquel Bollo, que hasta entonces no se había pronunciado, por fin lo hizo el pasado viernes vía telefónica en el mismo programa donde trabajó como colaboradora, el programa de #Sálvame.

Raquel, ante las preguntas de los que un día fueron sus compañeros, afirmó conocer la noticia desde el pasado lunes de esa misma semana aunque no pudo contactar con su abogada hasta este mismo viernes.

Anuncios
Anuncios

Raquel Bollo también quiso dar las gracias a Kiko Hernández por la ayuda desinteresada que recibió del colaborador al facilitarle toda las pruebas que necesitaba para poder demostrar que Chiquetete podía hacer frente a la manutención impuesta por el juez, ya que había trabajado haciendo galas y había cobrado por ello.

A la colaboradora no le agrada la situación que está viviendo el padre de sus hijos, aunque también confiesa que no le quita ni le da. Raquel dice que Chiquetete ha tenido muchos años para poder hacer frente a la deuda y nunca ha querido hacerlo.

En las redes sociales también se han hecho eco de la noticia. Mientras una parte está del lado de Raquel Bollo, otra parte apoya a Chiquetete.

Carmen Gahona, actual mujer del cantante, ha salido en su defensa arremetiendo contra Kiko Hernández, afirmando que los términos que ha utilizado el colaborador no son los correctos y confesando que su marido tomará las pertinentes medidas legales.

Anuncios

Este mismo sábado el cantante deberá acudir a un compromiso profesional en Córdoba.

No corren buenos tiempos para el cantante, ya que parecía que la guerra que mantiene con Raquel Bollo, tanto a nivel mediático como en los juzgados, parecía estar en un momento de calma. Desde que la colaboradora dejara de trabajar en Sálvame poco sabemos acerca de ella. Mantiene una relación con José Manuel Torralba al que conoció en la Feria de la Moda de París. Vive dedicada al cuidado de su familia y la tienda de ropa que tiene en Sevilla.

Deseamos que todo pueda solucionarse de la mejor forma posible para todos. La prisión es el último sitio donde alguien quisiera estar aunque se tratara de poco tiempo. Tengan un buen día lectores. #Televisión #Telecinco