Después de recibir la mejor de las noticias posibles dentro del concurso, como fue la de su expulsión por parte de la audiencia de #Supervivientes, a su regreso esperaba a la otra de las "Mellis", Raquel, una vez Bibi ya había retomado su vida y las pruebas para determinar el alcance de sus quistes en las mamas, una malísima noticia familiar.

Algo de lo que nos enterábamos de la mano de María Patiño, quien revelaba en Telecinco que el padre de las 'Mellis', Emilio, estaba esperando a que la última de la familia aterrizara en el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas para poder dar una información que se le había venido ocultando en las últimas fechas en Honduras para evitar que esta sufriera en exceso, tras el duro varapalo de lo sucedido con su hermana.

Anuncios
Anuncios

En este caso, la información sería relativa al estado de salud de otro familiar, distinto a Bibi, y que se habría deslizado sería de lo más delicado, habiéndose producido un empeoramiento progresivo durante los últimos días, siendo mucho peor del que éstas dejaron cuando se embarcaron en la aventura de enrolarse en el reality show de Telecinco.

Según las palabras de la Patiño, el deseo de su padre era, además, el de contárselo en persona para evitar que un titular lanzado en televisión pudiera desembocar en malentendidos o en ese tipo de escasez informativa que abre la puerta a pensar más de lo debido sobre qué se le está contando como verdad y qué se le está ocultando por estar tan lejos.

Una decisión que es habitual en este tipo de programas, tal y como estamos viendo está sucediendo también con "Bigote" Arrocet, dado que según qué tipo de informaciones solo pueden suponer el abandono del concursante o el dejarlo sin margen de maniobra sobre la realidad pensando en el problema y hundiéndolo significativamente durante su paso en el concurso.

Anuncios

Bibi ya es conocedora del problema familiar

Después de que Bibi ya fuera informada durante la pasada semana, es ahora cuando la buena de Raquel recibirá este segundo varapalo con la familia como protagonista que, por respeto a la familia, no quiso revelar la periodista gallega y que, por lo tanto, tampoco vamos a revelar durante estas líneas.

Sea como fuere, parece que el paso por el concurso para las "Mellis", más allá de la tan bonita como durísima experiencia, les ha supuesto la revelación de que la salud es frágil y que todos estamos expuestos a que, en un determinado momento, seamos diagnosticados con un empeoramiento significativo de nuestro estado de salud, independientemente de cuál sea nuestro historial médico.