Las preguntas que se hacen los fans de #Supervivientes sobre cómo se hace el programa son muchas y las respuestas muy pocas o casi ninguna. Sin embargo, en este post, y a través del testimonio de una persona que conoce muy bien los entresijos del reality show más duro de la televisión española, vamos a tratar a revelar todas, o al menos, casi todas estas dudas.

En primer lugar, y tal y como el guionista Paul Pen contaba en su momento, en relación al equipo que compone el programa y que hace posible que tantas horas de directo y durante varios días a la semana, no sólo se puedan producir, sino que queden tan bien empaquetados como vemos desde nuestras casas son necesarias la friolera de cien personas.

En cuanto a la relación de estos miembros del equipo, que como ven no son pocos, y los concursantes de cada edición.

Anuncios
Anuncios

Aseguran, es mínima. Si bien todos comparten espacio y conviven durante las grabaciones, los participantes ven a estos profesionales como su fueran robots sin vida ni conversación. Y es que el contacto entre ellos está terminantemente prohibido, como era de esperar.

Tanto es así que se evita el contacto visual con ellos y, cuando han tenido que ser trasladados por cuestiones médicas o como consecuencia de un castigo, el silencio se apodera de los traslados limitándose a las pocas palabras que cruzan los redactores con ellos para explicarles dónde van, con quién estarán y por qué, además de comentarles cuando volverán por ellos, si es menester.

Además de esta figura existe también la figura de los denominados "inspectores", tal y como revelaron nuestros compañeros del portal VerTele en su incursión en Honduras.

Anuncios

Estos se dedican a velar porque los "robinsones" cumplan las normas, además de mover material y atender, en caso de necesidad médica o en caso de pelea, a los concursantes.

Cómo se hace Supervivientes 2017

El número de estos "inspectores" es de tres por cada uno de los grupos que hay dentro de la isla y, si bien son los únicos que pueden hablar con ellos en la Palapa en casos necesarios y estipulados por las reglas, deben hacerlo siempre con respuestas cortas y sin explicaciones, colocándose habitualmente alejados de las cámaras para evitar que los supervivientes recurran a ellos. Por último, estos proporcionan esos cincuenta gramos de arroz por persona y día de los que hablábamos hace unos días, además del agua potable, los batidos y los geles para que puedan sobrevivir sin mayores carencias.