Aunque la mayoría de casos de #Famosos que han tenido preocupantes coqueteos con el alcohol y otras drogas no han salido nunca a la luz, lo cierto es que hay otros que, ya sea por reconocimiento público o tras ser pillados en actitudes beodas, han tenido que salir al paso de su problema entonando el 'mea culpa' y el 'no volverá a ocurrir', aunque en alguna ocasión no lo hayan podido evitar.

Ese es el caso reciente de Brad Pitt, quien ha reconocido que su separación de Angelina Jolie se debe, en gran parte, debido a sus problemas con la botella, habiendo asegurado en su última aparición en la revista GQ que podría haber llegado a tumbar a un ruso bebiendo vodka.

Anuncios
Anuncios

En España uno de los casos más sonados que conocíamos últimamente era el de Ortega Cano, a quien la bebida le llevó a la cárcel tras cometer un atropello mortal después de coger el coche en estado de embriaguez en uno de los episodios más oscuros de la vida del que fuera marido de Rocío Jurado. Su hijo, José Fernando, también llegó a conocer que se había pasado con las drogas, legales e ilegales, dándole más que problemas a lo largo de su cortísima vida.

Muy llamativo fue en su momento el caso de Concha Velasco, una de las actrices más queridas y respetadas de nuestro país y que en 2013 sorprendía a todo el mundo confesando que había sido alcohólica pudiendo llegar a salir gracias a la ayuda de especialistas y sus seres queridos.

Qué decir de Junior, quien tras enterarse del mal que padecía Marieta se refugió en el alcohol llegando a esconderse para que no le viera ni su mujer ni sus hijos en un estado lamentable del que, por suerte, llegaría a recuperarse y salir de él, tal y como confesaría públicamente.

Anuncios

El actor Daniel Dicenta es otro de esos casos en los que distintos traspiés de la vida le llevaron al alcohol hasta que un tratamiento consiguió devolverles su vida anterior.

Ya más allá de nuestras fronteras, también de Hollywood, la que fuera mujer de Antonio Banderas, Melanie Griffith, tuvo que ser ingresada en una clínica de desintoxicación para poder superar un lastre que le estaba llevando al precipicio. En su caso, también logró superar la etapa más oscura de su vida.

El también actor Michael J. Fox es otro ejemplo de superación. Después de ser diagnosticado con Parkinson éste se dedicó a empinar el codo hasta que los médicos lograron separarle de la bebida.

Uno de los casos más serios es el que tuvo como protagonista a Jhonny Deep, quien estuvo a punto de dejar este mundo de no ser por la ayuda médica y de sus hijos, que le ayudaron a recuperar su vida.

Como en las películas, Alec Baldwin no tuvo más remedio que acudir a Alcohólicos anónimos a pedir ayuda. Allí se la dieron y pudo alejar sus labios de la botella tras un período tenebroso de su vida. #Televisión