Bien es sabido que El Programa de Ana Rosa, presentado desde 2005 por la presentadora Ana Rosa Quintana y el co-presentador Joaquín Prat, lleva a cabo numerosos temas de #Actualidad, y algunos, más centrados en la investigación a pie de calle. Se adentran en determinados lugares para dar voz a los problemas surgidos en zonas concretas donde existen conflictos o desavenencias vecinales difíciles de dirimir. De este modo, acercan al espectador la realidad que se palpa en ciertas zonas.

Éste ha sido el caso de Tetuán, el barrio de la capital española que se encuentra actualmente en su momento de más tensión y conflicto. De hecho, se ha procedido a la indagación desde el programa debido a las numerosas denuncias de los vecinos del barrio, quienes viven con gran temor ante la violencia que se percibe en las calles del barrio.

Anuncios
Anuncios

Desgraciadamente, ha sido un reportero quien ha tenido un grave percance en las calles del barrio al que acudía a realizar su trabajo.

Todo ha sucedido mientras el reportero entrevistaba a una señora, cuando repentinamente, aparecía un hombre gritando y amenazando brutalmente al entrevistador, a quien incluso le arrojaba piedras de un enorme saco de escombros. Mientras tanto, en el plató se vivía el miedo y la tensión de apreciar los duros hechos ocurridos en plena calle.

La reacción de Ana Rosa ante la difícil situación

De hecho, la propia Ana Rosa Quintana afirmaba lo siguiente: "Esto es lo que ocurre en una calle ante la no acción de quien tiene que estar para esto". Después de producirse esos hechos tan inhumanos, la presentadora intentó retomar la normalidad del programa para, acto seguido, preguntar por el estado de salud de sus compañeros que habían sido agredidos.

Anuncios

Como era de esperar, el cámara había sufrido un fuerte impacto en su pierna y el reportero afirmaba con miedo en el cuerpo que habían tenido que irse corriendo dadas las desagradables circunstancias. Para la extrañeza de él mismo, llegaba a afirmar incluso que algo así jamás le había ocurrido.

En definitiva, se vivió en la mañana de ese día una de las situaciones más violentas y crueles, donde los propios espectadores no daban crédito de lo que se estaba viendo. Y en el caso de los reporteros, sin ni siquiera poder defender el trabajo periodístico. Por otro lado, la propia presentadora incitaba en pleno directo a que interpusieran una denuncia a la comisaría más cercana del lugar. #Televisión #Telecinco