Dicen que es mejor no saber lo que la gente piensa realmente de ti, salvo que los que van a opinar sean tu pareja o tu familia. Las razones, obvias, seguramente distan mucho de lo que crees proyectar o de lo que te gustaría escuchar.

Eso es precisamente lo que le ha sucedido a varios de los colaboradores del programa decano del corazón en nuestro país, Sálvame, tras hacerse pública la tradicional encuesta interna entre colaboradores en la que éstos, en secreto, han dado buena cuenta de lo que opinan realmente de todos y cada uno de sus compañeros.

Unos resultados que se hacían públicos hace unas horas y en los que habían varios que salían mal parados, resaltando un nombre por encima del resto.

Anuncios
Anuncios

El de María Patiño, a quienes sus compañeros de trabajo hacían llorar desconsoladamente al considerarla mayoritariamente como la más deshonesta de todos los que integran la mesa, incluyendo a los eventuales y menos conocidos colaboradores.

Algo que dejaba completamente trastocada a la gallega que se enteraba de primera mano de la pésima valoración que hacían como ella tanto a nivel personal como a nivel profesional, dejando muy en el aire tanto la relación futura con sus compañeros como, en consecuencia, en el programa, donde difícilmente podrá volver a actuar con ellos de la misma manera que lo había venido haciendo hasta ahora.

Quien también recibía un buen palo por parte de sus "colegas" de mesa era Lydia Lozano, quien era considerada como la mejor valorada por la audiencia sin merecérselo, lo que supone, de nuevo, una valoración muy baja tanto a nivel de popularidad o carisma, como a nivel de aportación a este espacio.

Anuncios

Uno de los palos más graciosos era el que recibía Kiko Matamoros, quien conseguía hacer coincidir a sus compañeros entorno a la idea de que es este quien más se las da de intelectual, sin serlo, lo que era tomado con gracia por parte del marido de Makoke, que ahora ya sabe que sus "compis" le tienen por alguien mucho menos espabilado que lo que él mismo piensa de sí mismo.

Kiko Hernández, el menos "de fiar" de Sálvame

En cuanto a la desconfianza, otro de los asuntos capitales en toda relación laboral, el que peor parado salía era Kiko Hernández, quien era visto como el compañero de tertulia del que menos se fiaban sus compañeros a la hora de guardar un secreto.

Por último, y esto era más esperado, la mayoría coincidían en que las que no seguirán en el programa próximamente serán Laura Fa y Anabel Pantoja. Lo contrario sería una sorpresa. #maríapatiño