Parece que ayer el presidente del Gobierno no se encontraba de muy buen humor. Y precisamente tenía que comparecer en rueda de prensa posterior al comité ejecutivo de su partido. Era lunes, sí. Los lunes son muy duros y unos más que otros, pero cuando tienes algún cargo público más valdría no evidenciar demasiado tu mal humor, y sobre todo, tratar a los periodistas con un mínimo de respeto y ecuanimidad. Si una periodista lleva toda una mañana esperando para hacerte tres preguntas muy concretas, qué menos que contestar de una forma constructiva algunas frases que den luz a sus interrogantes.

Pues #Rajoy ayer, no estaba por la labor.

Anuncios
Anuncios

A las tres preguntas seguidas lanzadas por Cristina Pardo, (sobre su comunicación con Pedro Sánchez; si creía que la victoria de éste iba a tener consecuencias en la legislatura; y sobre las operaciones judiciales que afectan al PP de Madrid), sólo dedicó cinco segundos para, simplemente, dar largas las tres de una forma bastante descortés ("Respecto a la última estoy muy tranquilo. A la anterior ya he contestado. Y a la primera,... razones de agenda", fueron sus escuetas palabras). Además, nada más responder dio por finalizado el acto y se despidió alejándose del atril para desconcierto de todos los presentes.

Lo de nuestro presidente con las comparecencias públicas parece que no tiene visos de mejorar. Pese a que el equipo de comunicación del Partido Popular ha manifestado en muchas ocasiones su voluntad de establecer una estrategia más cercana a los medios y más amable, con el fin de explicar mejor sus decisiones orgánicas.

Anuncios

Lo cierto es que Rajoy sigue compareciendo poco o muy poco, de manera muy rígida y tensa. Casi siempre sin admitir preguntas y jerarquizando sus respuestas entre unos medios y otros. No obstante ya nos regaló aquella impagable imagen para la historia, de toda una sala de prensa hasta arriba de periodistas atendiendo a su imagen tras una pantalla de plasma. Sin duda uno de los momentos que marcará su biografía política.

El momento de su comparecencia de ayer se emitió en directo en Al Rojo Vivo, ante el que Antonio García Ferreras no pudo más que apuntar: "Pues le ha faltado añadir 'con esto y un bizcocho, hasta mañana a las ocho', vamos", mientras hacia gestos de salir corriendo. Cristina Pardo no dejó pasar la ocasión de comentar el momento en su cuenta de Twitter donde ironizaba: "¿Hay algún político que hoy pueda estar de peor humor que Susana Díaz? Si, Mariano Rajoy". El vídeo no tardó en hacerse viral en las redes sociales.

Desde luego, si las escasas comparecencias de nuestro presidente se van a dar en estos términos, no estaría de más que los medios se plantearan alguna estrategia común a seguir en estos casos. #Actualidad #lasexta