#Kiko Rivera parece que no acaba de triunfar como DJ, a pesar de que no se puede negar las grandes cifras de ventas de sus canciones "Cuento de hadas" o "Quítate el top". Así, en la localidad palentina de Guarda, los vecinos están recogiendo firmas a través de la plataforma #Charge.org para que no tenga lugar la actuación del hijo de #Isabel Pantoja en sus fiestas populares.

Los vecinos rechazan, de manera más que rotunda, que se organice una actuación de alguien como es Kiko Rivera durante las fiestas.

Por el momento, han recogido 15000 firmas

No es la primera vez que Kiko Rivera vive una situación parecida. Hacer tan sólo tres años, sucedió exactamente lo mismo en Medina del Campo.

Anuncios
Anuncios

Los vecinos, igualmente, rechazaban de manera rotunda que se realizase la actuación como plato fuerte de sus fiestas patronales. Decidieron organizarse recogiendo firmas a través de las distintas redes sociales y empleando la conocida plataforma Charge.org, gracias a lo cual fueron capaces de recoger 7000 firmas para conseguir que la actuación prevista en las populares fiestas de San Antolín, como estaba anunciado y previsto.

Pues bien, si hace tres años los vecinos de Medina de Campo lograron cancelar el concierto; ahora, para conseguir el mismo objetivo, tanto los vecinos de Guarda como los de la zona de la Montaña Palentina (Palencia) han tomado la decisión de copiar la estrategia ya que consideran que se estaría malgastando el dinero público, que proviene de los impuestos de todos los vecinos, si se tomase la decisión de contratar a Kiko Rivera.

Anuncios

Por el momento, ya han logrado más de 1500 firmas

Los vecinos quieren cultura y ocio de calidad, además de que el pueblo tiene muchas necesidades y no quieren que con su dinero se paguen a personajes que dan vergüenza ajena.

A través de Twitter y Facebook, los vecinos ya han demostrado su gran malestar ante esta contratación. Pero, hoy por hoy, el Ayuntamiento de Guarda sigue con la planificación de la controvertida actuación, que tendrá lugar el próximo 10 de junio, en la discoteca "Darling".

Según han comunicado los ediles, tendrían que pagar la actuación de Kiko (se celebrase o no); y, por otro lado, el pueblo no puede cambiar su forma de organizar las cosas por lo que escriben cuatro en las redes sociales.

El problema es que se olvidan de que es gracias al pueblo, que paga con sus impuestos y vota en las elecciones, que los ediles tienen su puesto de trabajo y hay presupuesto para pagar al artista.