Chayo Mohedano exige a Kiko Hernández a través de su cuenta oficial en Twitter que rectifique ante las acusaciones que el colaborador ha vertido en contra de ella y su madre Rosa Benito, ex compañera del colaborador. El ex gran hermano vuelve a meter la pata acusándolas de deber una cantidad de dinero en un teatro.

Lo de este personaje es de juzgado de guardia, más que nada por el ridículo que hace constantemente. Ya en su momento Pepe Herrero, ganador de Gran Hermano, le describió "como un monstruo de la televisión" lanzando supuestas bombas exclusivas que van perdiendo cada día más credibilidad.

No está de más recordar que este "señor", por llamarlo de alguna manera, está condenado a seis meses de cárcel por apropiación indebida y obligado recientemente a pagar los costes por una demanda que interpuso a PRNoticias, en la que pretendía que los medios de comunicación no ejercieran su derecho a la información cuando él lo hace de manera constante en #Sálvame.

Anuncios
Anuncios

Si pensamos en alguna ocasión que el colaborador a raíz de ser padre sería algo más permisivo y veríamos un cambio positivo en él, nos equivocamos. Podemos verle en la misma línea a la que nos tiene acostumbrados, mirando a cámara y atacando sin piedad a aquellos que no son santos de su devoción. Por el contrario es el máximo defensor de aquellos que considera sus amigos, defendiendo lo indefendible, como ya le ocurrió con Belén Esteban tras su paso por Gran Hermano Vip, que acabó ganando el concurso después del compartimiento que tuvo en él y que muchos de nosotros aún no entendemos.

Si nos remontamos a su pasado laboral, Kiko Hernández, no tiene la carrera de periodismo. Antes de entrar en Gran Hermano se dedicaba al mundo inmobiliario y de esa manera se ganaba la vida. Tras su paso por el reality su vida cambió y decidió entrar en el mundo de la televisión donde su colaboración en "A tu lado", magacín en las tardes de #Telecinco, fue principalmente el pistoletazo de salida ante todo un desconocido personaje.

Anuncios

Desde entonces hasta ahora se ha convertido para Mediaset en un personaje indispensable, al que no están dispuestos a perder, convirtiéndose en el niño bonito de la productora. Todo lo que diga y haga es aplaudido, aunque alguien debería decirle que no todo vale por mantenerse en primera línea, ya que las noticias se deben contrastar antes de lanzarlas en programas con tantísima audiencia como es Sálvame donde todo parece valer por ganar audiencia. ¡Pasen un buen día lectores! #KikoHernández