La gala del MET se ha convertido en la fiesta de la moda más importante del mundo, donde se reúne las personalidades más relevantes de la sociedad, como pueden ser cantantes, modelos, deportistas, celebrities de todo tipo pero de primer orden... Y, claro, alrededor de este evento se escriben muchos rumores, dimes y diretes y secretos a medio decir.

Además, este año hay un enfrentamiento que ha provocado mucho morbo: el "mal rollo" entre dos celebrities invitadas a la gala, como son la actriz y cantante Selena Gómez y la modelo Bella Hadid (la primera sale con el ex-novio de la segunda, y ambas eran amigas) ha provocado muchos rumores alrededor de la gala.

Anuncios
Anuncios

Este año, la gala va a hacer un homenaje a Rei Kawakubo. Por el momento, tan sólo se han organizado dos ediciones, los homenajes no han sido para artistas o diseñadores fallecidos). La primera vez que tuvo lugar un homenaje no póstumo fue en 1983, que se realizó en favor del gran Yves Saint Laurent.

Y, este año, la exposición "Rei Kawakubo/ Comme des Garçons: The Art of the In-between" que es una exposición temática

Eso sí, quien vaya a la gala para conocer a la diseñadora/directora creativa, lo más seguro es que no lo consiguen, ya que la artista es extremadamente discreta (hasta el último momento, incluso, se decía que no iría, ya que no tenía mucho interés en acudir).Y, si apareció con su uniforme/marca personal: falda de cuadros maxi y cazadora de cuero.

Los anfitriones de la gala son Anne Wintour, Pharrell Williams y Kate Perry. Gisele Bünchen y su marido, Tom Brady, serán coanfitriones

Este año la que no asistió, a causa de su apretada agenda, ha sido Ivanka Trump.

Anuncios

La gala de este año ha sido todo un éxito y se ha logrado lo más díficil todavía: las invitadas han sabido explotar las claves de la diseñadora. Hemos visto cortes radicales de pelo, como los de Bella Hadid o Karlie Kloss; el esperado primer beso entre Selena Gómez (que iba realmente guapa, con un vestido de corte lencero) y su pareja, el cantante The Weeknd; Gwyneth Paltrow fue de estrella, aunque su vestido era insulso; #Rihanna lució un increíble vestido de la diseñadora, que hizo que fuera la estrella de la noche; Cara Delevigne sorprendió con su look plateado con incrustaciones en el pelo... O, el vestido de Kendall Jenner, que no dejaba nada a la imaginación, entre los cortes y las transparencias (aunque el corte de pelo y el maquillaje eran perfectos).

Jennifer López iba guapísima, aunque su vestido de Valentino no tuviera mucho que ver con la temática. Y, el error garrafal vino de Katy Perry, que lucía un vestido de John Galliano, un modelo que se quedó a medio camino de la nada y que le sentaba fatal a la cantante. Una pena, ya que era la anfitriona de la noche. #galamet2017 #Moda