Las reacciones a la exclusiva emitida ayer, nada más comenzar la emisión del espacio Al Rojo Vivo, en la que se daba a conocer el posible intento de chantaje al presidente del Gobierno, por parte del presidente del Grupo #Intereconomía, Julio Ariza, no se hicieron esperar. La noticia vinculaba directamente al grupo mediático en un intento de chantaje al que, supuestamente, Mariano Rajoy habría reaccionado "soltando pasta" (en palabras del propio Ignacio González), usando como intermediario nada menos que a Luis Bárcenas.

Volvieron a salir a la palestra las estrechas relaciones del Partido Popular con el grupo Intereconomía, que siempre han ido mucho más allá de la consabida afinidad ideológica.

Anuncios
Anuncios

Sin ir más lejos, Ildefonso de Miguel, el que fuera responsable del Canal de Isabel II, mano derecha de Ignacio González, y responsable al parecer, de la obtención de la escucha que serviría como arma para el chantaje, acabó trabajando para el grupo mediático tras su salida de la empresa de aguas madrileña. Como también es conocido, el dinero público destinado a la publicidad del Canal de Isabel II, que acababa regando las cuentas del grupo Intereconomía. Nada más y nada menos que 1,38 millones entre los años 2006 y 2015.

Con tales precedentes y datos sobre la mesa, Julio Ariza anduvo presto a intervenir telefónicamente en el programa de Antonio García Ferreras negando con rotundidad las acusaciones. "Jamás hemos chantajeado, ni a Mariano Rajoy ni a nadie", declaraba. Aunque si confirmaba conocer y haber estado en posesión de la susodicha cinta en la que un empresario, investigado por su vinculación a la trama Gürtel, entregaba dinero a Álvaro Lapuerta, tesorero del PP, a cambio de una mordida.

Anuncios

Cinta que según Ariza, jamás se publicó porque hubiese cometido una ilegalidad. La grabación, según cuenta, está en posesión de otro periodista "que ambos conocemos", añadió. Palabras tras las cuales Ferreras pareció entender a quién se refería, aunque su nombre no fue pronunciado.

Una vez dada su versión de los hechos, y ya casi en la despedida telefónica, Julio Ariza, en un tono más distendido, mostró su disposición y deseo de acudir a la tertulia televisiva de #lasexta ante las sorpresa del propio presentador. Para acabar felicitándolo por su éxito y por, palabras textuales, "haber conseguido ser el Intereconomía de izquierdas". Ante tal sorprendente afirmación, Antonio Garcia Ferreras, con rotundidad y queriendo marcar la mayor distancia posible entre ambos le espetó: "más que Intereconomía, nosotros aspiramos a ser la CNN, la americana".

Veremos si las nuevas informaciones sobre el sumario de la operación Lezo ,siguen ahondando en las relaciones turbias entre los casos de corrupción del Partido Popular y sus grupos mediáticos afines. #Actualidad