La polémica está servida últimamente en la política y los medios de comunicación no han tardado en dar su opinión e incluso en dar por hecho algunas informaciones que no están muy claras. Es el caso, por ejemplo, de Esdiario.

Según este medio, Íñigo Errejón estaría articulando un plan donde tendría el foco puesto en Pedro Sánchez con la finalidad de abandonar la formación morada, liderada por Iglesias y fundar un partido con Pedro Sánchez. Según dicho periódico, Errejón habría tomado la decisión tras ser derrotado en Vistalegre y por no soportar a su líder, Pablo Iglesias. Supuestamente, está totalmente en desacuerdo con la moción de censura que Pablo Iglesias quiere llevar a cabo contra el presidente del Gobierno y éste habría sido su último obstáculo en #Podemos, además del tramabús "mil veces averiado", afirma el diario.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, pocos son los que pondrían la mano en el fuego por este "plan secreto", es más, el plan político de PSOE y Podemos poco tiene en común. ¿Qué sentido hay en esta maquiavélica trama?

Por si fuera poco, estas informaciones tendrían sustento, según Esdiario, en el caso de que Pedro ganara en las primarias del #PSOE. Lo cierto es que la polémica está servida entre Podemos y los socialistas, la última de ellas tuvo lugar ayer mismo. Si pensábamos que no existía rencor entre el candidato al PSOE, Pedro Sánchez y el líder de Podemos, nos equivocábamos. El hacha de guerra sigue vivo y tenemos las pruebas que lo afirma. Fue a través de #Twitter y hubo un rifirrafe con vídeos incluidos, eso sí, quien comenzó la trifulca fue Sánchez cuando subió una imagen de él mismo durante un mitin en Mérida.

Anuncios

En dicha imagen se podía ver al candidato de pie encima de una mesa mientras llovía a mares, además, adjuntaba la siguiente frase: "Iglesias le sienta como un guante a Rajoy porque cuando pudo elegir entre un presidente socialista o Rajoy, eligió a Rajoy". ¿Qué sentido tiene en un mitin para proclamarse vencedor a la secretaría general del PSOE hablar de Iglesias?

Un tuit que trajo consecuencias ya que el líder de Podemos no se calló, aunque eso sí, tardó más de un día en responderle, por lo que podemos afirmar que no tiene demasiado interés en cruzar palabrerías con Sánchez. Aún así, en la red social ha habido opiniones de todo tipo que no dejaban indiferente la postura de uno y otro, aunque lo cierto es que Iglesias ha salido vencedor sin apenas decirle nada, pues adjuntó un vídeo donde el propio Pedro afirmaba haberse equivocado con Podemos.