La entrevista que en "La Sexta Noche" concedió la candidata a las elecciones del PSOE, Susana Díaz, no ha dejado de ser noticia en todos los medios de comunicación. No por las propuestas que desveló en sí, sino más bien por las escandalosas declaraciones que dejó entrever; ya fuera al momento de criticar a su contendiente Pedro Sánchez; haciéndolo responsable de llevar al PSOE al mínimo de votaciones más alarmante en la historia de la organización, o ponerse en guardia con Inda respecto al tema de los impuestos. Y por cierto, a nadie le sorprendió demasiado el saber la exorbitante cantidad que cobra la andaluza en la actualidad; a instancias de ser presionada por el tertuliano.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, no fue esto lo único que salió a relucir en la plática, porque Díaz tampoco tuvo reparo en meterse con otro personaje al que nos hemos acostumbrado a ver en el ojo del huracán: el líder de #Podemos, Pablo Iglesias.

De acuerdo con ella, el PSOE no "sería llevado al terreno" del podemita, haciendo alusión a lo que en su momento había sucedido con Izquierda Unida y que, en sus propias declaraciones, era el mismo destino que Iglesias esperaba para el PSOE. Y a todo esto, ¿qué opinará Iglesias sobre las palabras que Susana tiene para con él? Lo más seguro es que no nos demoremos demasiado en conocer la respuesta.

Otros puntos que fueron tocados a lo largo de la entrevista, comprendieron los propios escándalos del PSOE y el incómodo momento en el que Carles Mulet, senador militante de Compromís, rompía una fotografía suya a la vista de todos, una acción por la que no manifestó la menor disculpa o arrepentimiento.

Anuncios

Más razones para avivar la consabida rivalidad entre Susana y la formación de los morados.

Al final, manifestó su intención de tener una conversación conciliadora con Patxi y Pedro (a quien tanto criticara), para deliberar juntos cuales serían las medidas a tomar a continuación, por el bien del partido. Y es que a pocos días de las elecciones, su victoria se perfila como el escenario más probable; le pese a quien le pese.

En conclusión podemos decir que durante la entrevista, Díaz se manejó de una manera bastante inteligente, a pesar de contar con tantos detractores como seguidores. Aún así, a estas instancias no hay quien la salve de ser la comidilla de las redes sociales. Hasta el día de hoy, el hashtag #L6Nsusanadíaz se mantiene como una de las tendencias predominantes en Twitter España. #Política