Muchos seguidores del programa no quieren ver sentado y cobrando un sueldo al hermano de Laura Matamoros.

La gala de #Supervivientes ha estado bastante bien, en general.

Pero, lo que más ha sorprendido, sin duda, es el debate que ha tenido lugar en las redes sociales por la presencia de #Diego Matamoros en plató como defensor de su hermana.

Y, ¿cuál es la razón para qué los seguidores del programa de supervivencia no vean con buenos ojos la presencia de Diego en plató?

Diego ha sido acusado, hace unas semanas, de agredir a su ex-pareja y madre de su supuesta hija (tenemos que recordar que Telecinco ha realizado varias campañas en contra de los malos tratos o contra el #Machismo, que se han convertido en dos males de nuestra sociedad, dentro de su famoso "12 meses, 12 causas").

Anuncios
Anuncios

Pues bien, el joven llegó muy guapo, elegante y como si no hubiera pasado nada.

Es cierto que durante la primera gala del concurso Diego (que ya tiene mucha experiencia en este tipo de formatos pues ha formado parte de Supervivientes como concursante, hace un par de años, y se ha convertido en un colaborador habitual de Telecinco) habló bastante poco -para hacernos una idea, hubo que esperar a la una de la madrugada, para poder escuchar su voz-.

Pero aquí viene la sorpresa: en Twitter, los seguidores del programa estaban criticando, poniendo a parir a sus organizadores por el hecho de tener a una persona que ha sido condenada culpable por un delito de malos tratos sentada y cobrando en un plató.

Todo esto ha provocado que lo que estaba sucediendo en el programa, se estaba quedando en un segundo plano.

Anuncios

Pero, ¿qué ha sucedido con Diego Matamoros para que la gente lo odie?

Además de tener discusiones con su padre (día si, día también) ha tenido un conflicto con su ex- pareja, la psicóloga Tanit Grande, que habría terminado con una demanda por un delito de agresión y el propio Diego habría decidido llegar a un trato para no llegar a juicio, aunque a causa del mismo se haya tenido que considerar culpable, por lo que tendrá que llevar a cabo trabajos sociales y no podrá acercarse a su pareja, con la que ha tenido una hija, en un período de ocho meses.

Por esta razón, muchos seguidores del programa se han puesto "en pie de guerra" a causa de ver a una persona que ha sido considerada culpable de un delito de malos tratos, que pueda estar sentado en un programa de la misma cadena que hace campañas contra los malos tratos y contra las agresiones machistas.