Todo ocurría el pasado miércoles 24 de mayo, en el habitual programa de #Actualidad de la 1 de TVE. Y es que, a menudo la cadena pública está en el foco de la polémica, la última de las veces ocurría justo en el mismo programa. Uno de sus periodistas al dar una información relacionada con el Valle de los Caídos llamaba "caudillo" a Franco, siendo objeto de numerosas críticas. De hecho, no había sido la primera vez, pues en el año 2013 la cadena pública tuvo que pedir disculpas por los mismos hechos.

Sin embargo, la principal causa del gran patinazo ha sido una noticia falsa que circulaba a través de internet. El presentador, Sergio Martín ha olvidado contrastar la noticia que procedía del medio "12 minutos" y la ha lanzado en pleno directo, causando la sorpresa y el desconcierto de su invitada, Adriana Lastra.

Anuncios
Anuncios

Es más, le hacía una pregunta relacionada con la baja de Rodríguez Ibarra del PSOE. Una información, al parecer, totalmente falsa que acababa de leer el presentador de la cadena pública en pleno directo de "Los desayunos de TVE", y que dejaba sin palabras a la invitada de la mañana. De hecho preguntaba: ¿Rodríguez Ibarra se ha dado de baja? A lo que el periodista le decía que tendría que comprobarlo.Tras esto, causó tal abrumación que la invitada no tuvo otra cosa que salir en su defensa y aclarar su opinión: "No, no, yo eso no me lo creo".

Sin embargo, la trascendencia de este hecho ha sido amplio, sobre todo, porque un profesional de la información acudiera a Twitter para corroborar una información que no era cierta. Con todo, parece que a cualquiera podría pasarle dado que todos tenemos un fácil acceso a las redes sociales y a las nuevas tecnologías, eso sí, no en directo.

Anuncios

Es más, a raíz de este hecho concreto, al presentador le han caído críticas hasta del cielo. La mayor parte de éstas, procedían de los internautas que ponían en duda la profesionalidad de un presentador que trabaja en una #Televisión pública. Pues como es lógico, la información se debe contrastar con varios medios de gran relevancia que adquieran la formalidad y veracidad suficiente para ser lanzado en una cadena pública.

En definitiva, con todo lo ocurrido, todos los periodistas que se hayan hecho eco de la noticia, habrán tomado más precaución a la hora de contar en directo noticias procedentes de medios un tanto sospechosos, sobre todo por la relevancia de la televisión pública que tantos espectadores tiene.