Dicen por ahí que a veces solo hay que dejar pasar el tiempo para que ciertas rencillas queden olvidadas y tal parece que con Ferreras y Pedro Sánchez, no ha tenido que pasar mucho. La semana pasada, ambos protagonizaban un escándalo por una supuesta discusión, en la que el flamante líder del PSOE, le reclamaba al periodista por las investigaciones en curso en contra de su mujer y su suegro; cosa que él había negado efusivamente. De esas broncas que ya parecían irreconciliables.

Por ello, nos han dado una sorpresa el día de hoy, al reunirse de lo más tranquilos durante un almuerzo para hacer las paces. Si es que cuando uno es político conviene un montón quedar bien con los medios, y Sánchez lo sabe bien.

Anuncios
Anuncios

Quizás habrá sido eso, lo que lo impulsara a tratar de mejorar su relación con La Sexta, después de tantos altibajos y un proceso electoral muy reñido. Hoy, Sánchez pretende demostrar que efectivamente, el PSOE se transforma a fondo y quizá sea momento para un nuevo comienzo con la prensa.

Así pues, se le vio muy cómodo en compañía de Ferreras dentro de un popular restaurante japonés, situado en el barrio de Chamberí. El ejecutivo de Atresmedia, por su parte, también estaba muy relajado mientras compartían opiniones, ya haciendo a un lado el tenso encuentro que tuvieron en el pasado. De acuerdo con testigos que pudieron presenciar la comida, no había ni rastro de animadversión en ninguno de los dos. Por el contrario, la tarde transcurrió en medio de risas y frases amistosas; como si fueran amigos de toda la vida, vaya.

Anuncios

No se sabe exactamente en qué términos quedaron ambos, pero sí que se puede presumir de que han dejado atrás cualquier intento de revancha. Y es que en su posición, ambos tendrían demasiado que perder al estar en el punto de mira de otros medios de comunicación. De modo que la reunión se extendió hasta las 5:30 de la tarde, aproximadamente, hora tras la cual se dispusieron a retirarse juntos del establecimiento.

Tal vez La Sexta había depositado todas sus esperanzas en Susana Díaz pero está claro que, a día de hoy, esa ha dejado por mucho de ser una posibilidad tangible. Quién sabe por cuanto tiempo. Este es el intento de Atresmedia por solucionar la conflictiva relación que hasta el momento había tenido con Sánchez. ¿Éste se podrá olvidar de tantas situaciones en el pasado? ¿O abrazará esta nueva amistad con todas las ventajas que promete reportarle en el futuro? #Actualidad