Alba Carrillo empieza a hablar sobre su ex-marido, el tenista Feliciano López, durante su estancia en la isla de #Supervivientes (ya estaba tardando).

Tras un noviazgo que parecía un cuento de hadas, se casaron en una mega-boda en Toledo, con exclusiva de por medio. Y, el matrimonio duró sólo once meses (vamos, tardaron más en organizarla, que en pedir el divorcio). Como ella misma dijo, él le pidió el divorcio de una forma muy fría y distante, algo que ella nunca se hubiera esperado. Pero, ahora, la modelo dice que no siente nada por el tenista, después de todo lo que ha pasado con el divorcio, aunque hay ciertas cosas que no puede perdonar.

Anuncios
Anuncios

El hijo que Alba que tiene con Fonsi Nieto, y que convivía con la pareja, lo consideraba un padre y, de un día para el otro, desapareció sin despedirse. Su hijo lloró, en muchas ocasiones, ya que no entendía lo que pasaba y le echaba de menos. Alba considera que las cosas se podrían haber hecho de una manera diferente. Ella le pidió un mes más, residiendo en la casa, que era su residencia familiar, mientras el pequeño acababa el curso escolar; pero, el tenista no se lo permitió, a pesar de que él iba a estar todo el tiempo fuera del país, a causa de los torneos a los que tenía que asistir. Alba, ya con el tiempo de por medio, podría perdonarle muchas cosas que pasaron como pareja; pero, no puede perdonar el sufrimiento gratuito que ha sufrido su hijo Lucas.

Lucía Pariente, madre de Alba, dijo una frase que pasará a la historia de esta edición: "No hay que tener una casa para volver, hay que tener un hogar para volver".

Anuncios

Además, habló de su actual relación con el ingeniero David Vallespín, un ingeniero con el que lleva tan sólo dos meses de relación. Cuando salga de la isla, quiere hablar con él, ya que no sabe que pasará con su relación. Es una nueva ilusión para la modelo, una persona muy equilibrada que entiende sus cosas y que no le juzga, lo que hace que sea todo mucho más sencillo para ella. Por el momento, Alba está dando grandes momentos al programa, como su enfrentamiento con Gloria Camila y, ayer, su equipo consiguió ganar la prueba de recompensa, por lo que disfrutaron de un menú completo. Pero, esta semana está nominada junto con su madre, y parece que son las que tienen más papeletas para irse, por lo que estas declaraciones podrían ser una estrategia para lograr que la audiencia la salve y poder seguir una semana más.

¿Crees qué es una estrategia o no? #FelicianoLopez #AlbaCarrill