Han transcurrido tan solo dos años desde que Manuela #Carmena llegara al Ayuntamiento, pero las cuentas no están claras en cuanto a las nóminas de empleados que se han extendido desde entonces. Ahora, la mencionada se enfrenta con serias acusaciones de haber dado empleo a cientos de militantes de #Podemos, sin haber recurrido a los concursos públicos requeridos para ocupar dichos puestos.

Dicho de otra manera, la alcaldesa de Madrid ha estado designando a sus funcionarios de manera libre. A "dedazo".

Unos 180 funcionarios que ya laboraban en otros departamentos administrativos del Estado, fueron empleados de la misma manera a través del Consistorio.

Anuncios
Anuncios

Los números no se detienen allí, pues Madrid Destino, la organización a cargo de administrar los sitios culturales de Madrid, cuenta en este momento con 500 trabajadores en sus instancias, a diferencia de los 420 previstos según el presupuesto. Ochenta individuos adicionales que sobrepasan la nómina y otros 54 que descaradamente, se colocaron allí por medio de la emisora RadioM21.

De 38,800 salarios originalmente planeados por el Ayuntamiento, se ha pasado a 41,300 sueldos, que inflan la cifra mantenida en el 2015 por Ana Botella.

Ya hay denuncias por las arbitrariedades de Carmena, a quien también se le encontraron irregularidades por concepto de sus consejeros. De 93,251 euros destinados por distrito anualmente, la alcaldesa ha ascendido a 101,958.68 euros, que usa para pagar a sus dos asesores de nivel 26.

Anuncios

La primera demanda ha sido colocada por Ciudadanos, que incluso consiguió compartir un listado completo de los "asesores enchufados" de Carmena.

Silvia Saavedra, concejal del partido naranja en el Consistorio madrileño, señaló a 44 de ellos el pasado enero, afirmando que por lo menos 13 pertenecían a Podemos. Y es que los morados tampoco escapan a las acusaciones del nepotismo, que tan bien ubicados los ha dejado en cargos públicos dentro de Barcelona y Madrid.

Han salido a relucir nombres como el de Vanessa Valiño, novia del alcalde barcelonés Gerardo Pisarello, cuyo sueldo anual alcanza los 40,000 euros. Se encuentra también Eduardo Garzón, asesor de la propia Carmena en temas económicos, con cifras de 52,000 euros al año. Luis Cueto, sobrino de la alcaldesa y coordinador de su administración, percibe un salario aún mayor de 77,000 euros anuales.

Son tan solo algunos de los "colocaos".