Después de mucho tiempo pasándolo mal, parece ser que la vida de la modelo Alba Carrillo está, poco a poco, tomando un nuevo cáliz. Haber dejado atrás el tormento de los últimos meses de relación con su ex pareja Feliciano López, y su nueva incursión en la televisión, le han devuelto la sonrisa y las ganas de vivir menguadas de un tiempo a esta parte.

Algo de lo que nos alegramos enormemente, al igual que lo hacemos de que ella misma, ni corta ni perezosa, y sin pudor alguno, haya decidido ir revelando poco a poco su 'yo' más íntimo y que nos está sirviendo para conocer los secretos más tórridos y escondidos de su vida...

Anuncios
Anuncios

incluyendo, claro está, la cama.

Después de saber que durante una parte importante de su relación con el deportista llegó a creer que no era heterosexual debido a su falta de interés por los asuntos de cama con ella, esta ha contado que fue un momento especialmente delicado no sólo por notar en su persona esa desagradable sensación de que ya no gustas o interesas a quien quieres a nivel de deseos íntimos, sino también por tratarse de una persona especialmente activa en estos asuntos.

Así se lo confirmaba en su último Sálvame antes de ir a Honduras a Jorge Javier, hablando indicando que "ya sabes que yo... la libido la tengo bien", para posteriormente agregar que "de cero a diez... un doce", dejando más que claro que se trata de una mujer muy activa en la cama y que necesita a alguien capaz de aguantarle el ritmo para poder mantener una relación completa, en todos los sentidos.

Anuncios

Después de asegurar que, tras su ruptura, está "recuperándome" durante "esta primavera", deslizando que se habría dado sus vueltecitas por ahí recuperando el tiempo perdido, aprovechó también para contar alguna intimidad mucho más tórrida aún si cabe, dando todo tipo de detalles sobre las cosas que ha hecho en busca de desatar el fuego de sus parejas.

En este sentido Alba Carrillo reveló que ha llegado a vestirse de "enfermera sexy" para calentar a Feliciano en busca de desatar una fiera y así poder disfrutar como nunca de las relaciones carnales, y ojo, sin que esto llegara a provocar el efecto deseado, dándose ahí cuenta de que quizás lo suyo estaba ya más muerto que vivo, como finalmente se acabó demostrando.

El resto de intimidades sobre lo que le gusta hacer, posturas, filias y fobias en la cama, habrá que conocerlas, si decide seguir contando su yo más íntimo, a la vuelta de Honduras... si es que antes no lo cuenta en la isla. Aquí se lo contaremos. #AlbaCarrillo #Supervivientes