Supervivientes 2017 está a punto de comenzar. Los concursantes llevan ya unos días en Honduras y están preparados para saltar del helicóptero esta noche y dar el pistoletazo de salida así a su aventura. Sin embargo, no todos están ilusionados con eso. Y es que a día de hoy ya podría haber una participante con intención de abandonar el concurso.

El pasado martes nos llegó la información de que hay un participante de los que están en Honduras que posiblemente se caiga del programa o antes de que empiece o una semana después. Nuestras fuentes nos dijeron que estaba a punto de abandonar, pese a que le estaría frenando la cantidad a pagar como indemnización si se marchara voluntariamente del concurso, unos 30.000 euros.

Y la persona en cuestión no sería otra que Lucia Pariente, madre de #alba carrillo. Nos dicen que es posible que abandone esta misma noche o que, en caso de que de momento quiera quedarse, pida que la nominen todos sus compañeros cuando tengan la primera oportunidad de hacerlo. El motivo es que su hija y ella no mantienen la idílica relación que han vendido en los medios de comunicación y están teniendo unas discusiones muy fuertes.

Anuncios
Anuncios

Esta filtración se vio confirmada este jueves cuando Sálvame [VIDEO] anunció que Alba y Lucía habían tenido una confrontación tremebunda en el hotel de Honduras. Tras eso, Jorge Javier Vázquez dio paso a una secuencia que nos confirma que es necesario un canal 24 horas de #Supervivientes. Alba Carrillo aparecía quejándose de que le parece injusto tener menos oportunidades que el resto de sus compañeros porque su madre la está taladrando psicológicamente y eso impide que viva la experiencia con la libertad de los demás, alegando que "me parece que ya me voy a tener que enfrentar a suficientes cosas como para encima estar sufriendo por otras".

Alba continuó diciendo que ella tiene más fuerza sola y "cuando yo digo que es un lastre, es un lastre y lo siento en el alma porque es mi madre y la adoro".

Anuncios

Por su parte Lucía afirmó que estaba sobredimensionándolo, mientras la exconcursante de Supermodelo 2007 le reprochó que se sentía ofendida y le pidió que no siguiera porque "has cometido tú el error".

La madre le contestó que no había cometido ningún error y alegó que no va a pedir perdón "por una cosa que es como yo la estoy diciendo, no como tú la estás magnificando". Alba le dijo que le estaba tocando las narices metiéndose en una conversación a la que nadie la había invitado y su madre la dio por imposible, afirmando que estaba hablando de una cosa que se suponía que ella había hecho y eso la autorizaba a defenderse.

Jorge Javier afirmó después que durante la discusión, además, Lucía dijo que jamás había estado enamorada del padre de Alba. Ver esa secuencia nos confirma que efectivamente algo está sucediendo y las quejas de la ex de Feliciano podrían deberse a que su madre quiere abandonar el concurso. Sin embargo, también puede ser que esa voluntad de querer marcharse de Honduras sea consecuencia de esa fuerte discusión con su hija.

Anuncios

Esta noche acabaremos de salir de dudas. #Lucía Pariente