La temperatura en Playa Uva está en ascenso y no porque la primavera vaya poco a poco adentrándose, también en el Caribe. La razón de la ola de calor que está afectando a la isla perdida hondureña donde se encuentran Iván y Paola son precisamente ellos mismos, quienes desde que se vieran por primera vez en el avión y se conocieran en el hotel previo al inicio de la aventura no han dejado de acercarse hasta el punto de iniciar un extraña relación con la tensión carnal como foco de atención.Algo de lo que ya les informábamos tras la emisión de la primera gala y del debate dominical y que no ha perdido tensión no resuelta alguna con la nominación del ex tronista de Mujeres y Hombres y Viceversa a la modelo italiana, cuyos instintos más animales siguen tan vigentes, sino más fuertes que nunca, después de lo que va camino de convertirse su primera semana de supervivencia en SV 2017.Una semana de calor, hambre, pruebas físicas y de conocer al resto de robinsones con quienes comparten programa en #Supervivientes 2017, pero también la primera semana 'a pan y agua' de dos personas poco acostumbradas a la abstinencia carnal, tal y como parece haberse demostrado en una situación tan peculiar como la que están viviendo y que todos los psicólogos coinciden supone una merma evidente de la libido, al estar fisiológicamente preocupados y estresados por el hambre y el calor, dejando casi todo el esfuerzo para que el instinto de supervivencia se muestre en todo su esplendor.En su caso, ya sea porque llegaron con más reservas de comida que nadie o porque están manejando la situación de estrés mucho mejor al encontrar alivio en un compañero o compañera de aventura en el que poder apoyarse -en el sentido literal y figurado de la expresión- parece no haber disminuido, sino más bien aumentado el deseo de satisfacer sus necesidades más básicas.Así pues, en las últimas horas hemos sido testigos de un auténtico edredoning, o mejor dicho palmering, que es como se denomina el acto de tratar de taparse de cualquier manera de las cámaras para llevar a cabo un 'refregón' de toda la vida y que en su caso les ha llevado de los besos, los abrazos y las caricias a iniciar distintos juegos subidos de temperatura claramente encuadrados dentro del amplio concepto del 'peting' o preliminares, llevando a ambos a la excitación.

De esta manera ,y aunque las cámaras no han podido confirmar si en alguno de estos encuentros ha habido o no penetración, sí que se ha podido demostrar que ha habido roce, alegría, peting y excitación máxima entre ambos con sus juegos.

Anuncios
Anuncios

Un #palmering en toda regla.