El reality show de supervivencia de Telecinco, '#Supervivientes 2017', ha vivido en las últimas horas el momento más bochornoso de su historia al producirse en la isla hondureña de Playa Uva la mayor bronca entre dos concursantes llegando a las manos y teniendo que ser separadas por miembros del equipo, tras la intervención de sus propios compañeros de reality.

Todo comenzó en una discusión protagonizada por la ex mujer de Feliciano López y el novio de la hija de Ortega Cano. En esta se echaban en cara la mala actitud de Alba Carrillo durante la prueba, la que tuvo que dejar por un supuesto ataque de asma que Gloria Camila y su chico pusieron en duda, haciendo saltar rápidamente a la modelo.

Anuncios
Anuncios

A los primeros reproches de uno a otro, poco a poco fue subiendo el tono hasta que la hija de Lucía Pariente perdió los nervios acusándose mutuamente de montajistas, de su carrera televisiva, recordándole por un lado que esta salió de Super Modelo y el otro de Mujeres y Hombres y Viceversa, hasta que la cosa aún dio un pasito más allá.

Esto fue cuando Carrillo entendió que se puso en duda sus intenciones en su relación con el tenista, insinuándose que no estaba con él precisamente por amor, sino por otras cuestiones, sacando la fiera que Alba llevaba dentro y que, por otro lado, y sin saber por qué, todos intuíamos tras sus Deluxe.

Pero la gran pelea se desató cuando, tras ser separados de un cara a cara, Alba Carillo le espetó a Kiko que por qué estaba él con ella y que al menos su padre no había estado en la cárcel por matar a nadie, en clara alusión al atropello mortal, tras tomar unas copas al voltante, que acabó con el que fuera torero y marido de Rocío Jurado en la cárcel.Alejadas hasta ese momento, Gloria Camila, después de espetar un "¡Perdona!", no dudó en acercarse a por Glora Camila y al son de "¡te parto la cara!", empezar a empujarla encontrando también golpes de respuesta por parte de Alba Carrillo en una bronca que acabó con ambas llegando a las manos e insultándose gravemente.

Anuncios

Después de ser separadas por los presentes y tras intervenir distintos miembros del equipo presentes en la grabación, la dirección del programa se reunía de urgencia para ver qué decisión tomaba a modo de sanción para ambas, llegando a la conclusión de que ambas debían ser víctimas de un castigo que a su vez fuera ejemplarizante para evitar que nunca más se vuelva a ver algo como lo sucedido en #SV2017: Glora Camila era enviada al infierno y Alba aislada del grupo.

#supervivivientes2017