¡Ya llegó por fin el estreno del nuevo reality show de Telecinco '#Supervivientes 2017'! Después de una semana de descanso para los amantes de los formatos de tele realidad de Mediaset Jorge Javier Vázquez se volvía a poner de largo para presentar la Gala 0 con el estreno del programa.

Un primer programa en el que se produciría el tradicional 'salto del helicóptero' dejando los primeros chascarrillos del conductor catalán, muy especialmente dirigidos a Leticia Sabater, quien caería de espaldas desde las alturas y que dejó, más allá de lo que se vio en antena, varios momentos de máximo interés para la audiencia que sólo los que se encontraron en el plató pudieron vivir.

Anuncios
Anuncios

Así pues, más allá de lo que la dirección decidió sacar en cada momento, y dado que no hay un Canal 24 horas en el que seguir las aventuras sin censura de los robinsones como sí sucede en Gran Hermano, sólo los miembros del equipo conocen información sensible que deciden subrayar o diluir para que sea finalmente emitida.

En este sentido, uno de los momentos que más trastocados dejó al plató fue el que llevó a Alba Carrillo a despreciar a su madre, Lucía Pariente, en los momentos previos al salto del helicóptero pidiéndole que no la hablara y que dejara de tocarla las narices, deslizando que el objetivo de su progenitora era amargarle el concurso y no dejarla disfrutar de la experiencia.

Una serie de reproches de lo más rastreros que sólo emitieron en parte y que dejaron completamente sorprendidos a los colaboradores del programa que no creían estar siendo presentes de una saldada de cuentas como aquella.

Anuncios

Y es que poco después de tener que aguantar todos esos improperios, Lucía le comunicaba a Alba que nunca estuvo enamorada de su padre, deslizando que ella no fue fruto del amor.

Con caras blancas tras escuchar estas palabras, mirándose entre ellos y sin saber muy bien cómo reaccionar los colaboradores acudían atónitos a otras charlas mucho más distendidas como las que tenían Iván González y Paola Caruso, quienes parecen estar cada vez más cerca, como también sucede con Laura Matamoros y Alejandro Caracuel.Otro de los momentos que no pudieron vivir los tele espectadores y que se dio en plató es el que tenía que ver con las apariciones estelares de Juan Miguel, caída de culo al barro incluida, y de quien se habló allí partía como uno de los grandes favoritos a la victoria. El castellonense es pura simpatía y puro show, y eso lo suele agradecer la audiencia.