La que está liándose en las redes sociales con la última publicación en las redes sociales de la hija de la presentadora de Telecinco, Paz Padilla, después de subir la que es, sin ninguna duda, su publicación más sexy desde que decidiera abrirse su exitosa cuenta de Instagram.

Convertida en una influencer en toda regla, Anna Ferrer, que es como se llama la joven criatura de la conductora de #Sálvame, sorprendía hace unas horas a sus más de cincuenta mil fans que la siguen en Instagram con un posado de lo más provocador en el que esta aparecía pintándose los labios y luciendo un bañador tipo tanga en el que dejaba entrever una parte de sus posaderas.

Anuncios
Anuncios

De golpe, y tras haber rehusado mostrar más piel que la justa en sus más de mil cuatrocientas publicaciones en esta red social, aprovechando uno de los sorteos que esta realiza como imagen de alguna de las marcas que han visto en ella un filón para anunciarse, decidía ponerse uno de los regalos que la firma en cuestión le habría cedido para conseguir una repercusión extra con su nuevo post, como así está siendo.

Y es que, hasta ahora, las publicaciones que esta había venido subiendo, ya fuera con sus recomendaciones, 'hauls', 'try on' y todos los mecanismos utilizados por los influencers más recurridos en las redes sociales, habían sido de lo más castos, salpicando fotografías del día a día de los más normales, con pequeñas dosis de piel durante sus vacaciones en las que, hasta ahora, había rehusado mostrarse más de lo justito.

Anuncios

En cuestión de pocas horas la fotografía de marras superaba los cuatro mil y pico likes que a la hora de la redacción de esta entrada son ya más de cinco mil cuatrocientos, y subiendo, generando además la friolera de casi ochocientos mensajes comentando el cambio de actitud que esta ha dado en cuanto al estilo de sus fotos.

Sin duda alguna, con esta publicación en la que se le ve con el sensual bañador verde con cierta pose que hace sobresalir el trasero en dirección al objetivo de la cámara, se ha demostrado que nada mejor que provocar al personal y enseñar un poco más de piel de lo habitual para conseguir una repercusión que difícilmente se hubiera conseguido de cualquier otra manera y con cualquier otro posado.

Anna Ferrer, que además de una gran estudiante de Economía es una estupenda instagrammer, puede lucir ese bañador y cualquiera con ese cuerpazo que tiene. Desde aquí la mejor de las suertes en todo lo que haga... y digan lo que digan. #PazPadilla