Rocío Carrasco Jurado recibe hoy su 40 cumpleaños frente al único familiar que permanece a su lado, su marido Fidel Albiac. La que es única hija biológica de Rocío Jurado y Pedro Carrasco no parece estar pasando por su mejor momento, ni en su vida profesional ni mucho menos en lo sentimental a lo que a familia se refiere. Tras el fallecimiento de "la más grande" Rocío decidió apartarse de la vida pública anunciando que dejaba el mundo de la televisión y decidiendo junto a su marido Fidel desaparecer de las portadas del corazón.

Divorciada de su anterior pareja, Antonio David Flores, con quien tuvo dos hijos y tras pasar por un divorcio complicado, la hija de la tonallidera conoció al que se convirtió en años más tarde su marido.

Anuncios
Anuncios

Rocío Carrasco reapareció como presentadora en el programa "Hablé con ellas", que se emitió en #Telecinco, pero que tuvo poca duración en la pequeña pantalla.

La vida de Rocío no ha sido nada fácil, siempre ha contado con el apoyo de María Teresa Campos y sus hijas Terelu y Carmen que la consideran una más de la familia, pero todos nos hacemos la misma pregunta, ¿qué ha podido suceder para que ninguno de sus dos hijos quiera vivir con ella? Cabe recordar que su hija Rocío de 21 años lleva 5 de ellos viviendo con su padre y la pareja del mismo, su hijo David que hace unos meses cumplió 18 años también se ha marchado y ninguno de ellos quiere saber nada de su madre. Tanto sus tíos como sus primos mantienen poca o nada relación con ella y sus hermanos adoptivos Gloria Camila y José Fernando también desaparecieron de su vida.

Anuncios

Gloria Camila, que se encuentra participando en el #Reality #Supervivientes, hace pocos días lanzaba unas declaraciones donde hablaba de ella y confesaba no conocer la razón de el porque su hermana dejó de llamarlos de un día para otro.

Podemos llegar a pensar mil razones que la llevaron a cortar todo lazo de unión con sus hermanos, hijos y familia en general. Rocío Carrasco fue una niña muy deseada por sus padres, Rocío Jurado confesaba que por su trabajo tuvo que pasar mucho tiempo sin ella, fue su padre Pedro Carrasco quien más se ocupaba de la pequeña, la profesión de su madre le impedía pasar más tiempo juntas.

Deseamos a Rocío que pase un día muy especial en el día de su cumpleaños y que todo aquello que le inquieta pueda desaparecer algún día y poder ser todo lo feliz que sus padres desde donde estén desearían para ella. Tengan un buen día lectores.