Aunque a veces parezca que casi todo, no todo en la vida se puede comprar con dinero y un ejemplo de ello han sido dos de los personajes tentados con más ceros en la historia del que será el próximo reality show que se emita en Telecinco, #Supervivientes.

Si hace unas temporadas fue Jesulín de Ubrique, quien rechazó una cantidad no ofrecida nunca antes a ninguno de los robinsones que han tenido el valor de marcharse a Honduras a pasar hambre y penurias en busca del triunfo final, ahora ha sido Bárbara Rey, uno de los personajes más en boga del mundo del colorín en la actualidad.

Así al menos lo comentaban nuestros compañeros de 'Libertad Digital' poniendo cifras y revelando todo los detalles del ofrecimiento que Mediaset España le habría ofrecido a la actriz a cambio de certificar su presencia en el reality show de supervivencia de esta temporada, por un lado, y por contar todos los detalles de su relación con el Rey emérito, Don Juan Carlos I, en un Deluxe.

Anuncios
Anuncios

En concreto, la cantidad de la que escriben nuestros compañeros es la impresionante cifra de cuatrocientos mil euros, aludiendo a lo revelado anteriormente por la periodista Pilar Eyre en su columna en la revista Lecturas, y que pondrían de manifiesto la integridad de la que fuera mujer de Ángel Cristo y madre de Sofía Cristo.

Además de no querer vender su vida ni su privacidad al mejor postor, esta información a la que estamos haciendo referencia y de la que nos limitamos a hacernos eco, pone el acento sobre la mala relación existente desde hace mucho tiempo entre la vedette y la presentadora María Teresa Campos, todavía pareja de Edmundo 'Bigote' Arrocet, y que ya había sido confirmado como primer concursante de Supervivientes 2017.Un rifirrafe que vendría de cuando la malagueña presentaba el espacio 'Día a Día' en el que tras un encontronazo en directo tanto Bárbara como las dos Campos, María Teresa y Terelu, acabaron llevándolo a los tribunales después de vivir un bochornoso momento en el aire con un cruce de palabras fuera de tono.

Anuncios

Todo esto nos lleva al mismo camino. A pesar de haberse sentido tentada, lo cierto es que Bárbara Rey no acabará viajando a Honduras la próxima semana para convertirse en concursante de pleno derecho del formato de tele realidad más duro y exigente para sus concursantes como varios medios venían informando. Finalmente el dinero no ha podido comprar una bomba tal y como lo hubiera sido su presencia.