La familia Trump es casi una contradicción en sí misma. Sorprende, cada día, todo lo que hacen y dicen, ya que, muchas veces, sus hechos no tienen nada que ver con el discurso político, gracias al cual, llegaron a la Casa Blanca. Por ejemplo, sorprende que su padre esté en contra de los extranjeros, con los mexicanos como principal excusa... Y, la maquilladora de Ivanka Trump es Alexa Rodulfo, una de las pocas personas que forman parte de su círculo de confianza, es #Mexicana. Hay que recordar que uno de los primeros puntos de su discurso electoral fue ese: parar a los extranjeros que llegan a Estados Unidos, a buscarse una vida mejor, ya que, según él, llegaban sólo para delinquir.

Anuncios
Anuncios

Y, en el caso de Ivanka, su imagen y su papel han sido fundamentales para la victoria de su padre. Alexa Rodulfo, que es su maquilladora y peluquera desde hace la friolera de 13 años, es el mayor secreto de la alta sociedad de la ciudad de Nueva York. Rodulfo trabaja con nombres como Carolina Herrera, o para la familia Santo Domingo. Por otro lado, Alexa comparte, a través de su perfil de Instagram, los looks que le realiza a la hija del presidente. E, incluso, cuenta detalles de su vida juntas, a través de su blog en Hola! México.

Alexa Rodulfo es de Ciudad Juárez, en México, una ciudad con un alto grado de delincuencia y crímenes contra las mujeres. Con sólo 16 años, logra ser propietario de su salón de belleza. Y, en el año 2005, toma la decisión de pasar la frontera, para ver que le deparaba el destino y llego hasta la Gran Manzana.

Anuncios

Por sus manos han pasado famosas como Aerin Lauder (la heredera de Estée Lauder) o la modelo Coco Rocha. Entre los nombres más destacados de sus clientas tenemos a la Jequesa de Qatar y Anne Wintour.

Sin duda, la vida -en muchas ocasiones- es contradictoria y sorprendente. La persona que está detrás del perfecto estilo de Ivanka: pómulos acentuados con #Contouring y ojos con sombras ahumadas, en tonos café... es mexicana.

Ivanka es conocida por tener un estilo muy determinado, muy cuidado y que se ha convertido en una marca personal, muy sencilla de reconocer por todos. Como buena experta en marketing, sabe perfectamente que su imagen es su mejor tarjeta personal y, para sorpresa de todos, la persona que se encarga de la misma tiene la nacionalidad que tanto odia su padre (al menos, lo que hizo parecer durante las elecciones)

¿Qué otras sorpresas nos guardan los miembros de la familia Trump? #IvankaTrump