El periodista, que lleva desde hace dos años el matinal de "Herrera en la Cope", ha sido el primero en hablar en un medio de comunicación con la concejal [VIDEO] del Ayuntamiento de Madrid tras la detención en el día de ayer de Ignacio González por la trama Lezo [VIDEO], una detención que pone en el punto de mira de la justicia a la ex lideresa, Esperanza Aguirre, y que, a juzgar por su aparición, ha sido más que perjudicial, eso sí, le ha dado bastante audiencia al programa de Herrera..

Anuncios

Anuncios

Y fue el propio periodista quien quitaba leña al asunto, afirmando que la detención de los dos platos fuertes como son González y Granados, recortaban las posibilidades de la entrada en prisión de Aguirre, algo por supuesto, falso, pues el foco está puesto en la concejal tras tirar de la manta con estas nuevas detenciones que machacan de forma atosigante al Partido Popular. Este radical posicionamiento de Herrera, defendiendo lo inadmisible, le ha hecho ganar aún más enemigos de los que ostentaba en un principio, que no eran pocos.

Sin embargo, las palabras de Aguirre siguen siendo las mismas de siempre, absurdas e injustificables. La concejal decía lo siguiente: "Qué disgusto" o "Estoy conmocionada". Unos sinsentidos que ya han hecho especular a más de uno sobre lo que le aguarda en un futuro cercano. Y por si fuera poco, si hay quienes aún pretendían una decisión inminente de la ex líder, se han encontrado todo lo contrario, una defensa con uñas y dientes que deja reventados a los votantes de la derecha, es más, dice querer más información para corroborar la veracidad de esos delitos.

Anuncios

¡Vaya, no le parece suficiente la detención! Mientras tanto, tendremos que seguir atentos a sus grotescas participaciones en los medios orientados a su defensa que dejan todo tipo de franqueza y sinceridad en el cubo de la basura.

Entretanto, tendremos que conformarnos con ver por primera vez al presidente de una nación sentarse a declarar en un juicio, ocupando su agenda libre tras las vacaciones de Semana Santa, veremos a ver si a favor o en contra de sus amiguetes. En definitiva, con todo esto, podemos deducir sin remover demasiado toda la trama, que este partido tiene los días contados y ocupan más titulares por sus tramas corruptas y juicios en pandilla que por sus bondadosas acciones, que si tiramos de hemeroteca, son nulas, aún así, el apoyo de Herrera es incondicional como habéis podido comprobar, todo un circo al alcance de muy pocos. #España #CarlosHerrera