La nueva era de la información y la comunicación y las nuevas tecnologías, con internet como herramienta de producción y canal de difusión están creando nuevos hábitos de los que todos somos testigos y partícipes.

Una serie de 'tics' que parecen haberse instalado en el día a día de todos nosotros y de los que los famosos y líderes de opinión de todo el mundo parecen ser casi víctimas, a tenor del ritmo de publicaciones en todas y cada una de las plataformas sociales existentes, que son considerados por muchos expertos como auténticos "abusos" de estos nuevos juguetes digitales que son los dispositivos inteligentes con acceso a la red de redes.

Anuncios
Anuncios

Algo que podría estar pasando también a la que fuera la concursante más polémica, querida y odiada a partes iguales de #Gran Hermano 17, #adara Molinero, quien en las últimas semanas ha dejado síntomas propios de una persona con cierto nivel de dependencia a las redes sociales, tras su radical paso de anónima a celebrity en cuestión de semanas, vía GH 17.

Si primero era el anuncio de su cierre de cuenta en Twitter, aludiendo, además de a sus malos rollos con algunos de sus ex compañeros de edición, a la cantidad de críticas que estaba acumulando de sus haters, a los que ya no podía considerar como 'adaristas', ahora parece haber seguido consumando esos 'tics' a los que hacíamos referencia al inicio de este post.

Tras haber abandonado a los tuiteros que tanto daño le estarían haciendo, su presencia en las redes sociales no ha dejado precisamente de existir.

Anuncios

Ni mucho menos. Ahora la actividad de esta se realiza en Instagram, donde como podemos ver visualizando el contenido del vídeo adjuntado al final de estas letras, Adara sigue mostrando su vida a cada paso, incluso cuando no hay nada que mostrar ni existe contenido de interés detrás.

En las imágenes de este vídeo se puede ver como Adara y Pol pasean por la calle, sin hablar y sin mostrarnos dónde están para entender el porqué de la grabación. Sólo se puede ver a Adara sonriendo y a Pol como pensando "otra vez con el móvil grabando". Quizás se les haya ido el tema de las redes sociales de las manos.