En primer lugar, debo decir que no creo que Daniela Blume haya llegado a la final gracias a Elettra, cómo ella misma afirmó en la semifinal celebrada el jueves pasado.

Soy de los que piensa que, Elettra Lamborghini, además de recalcar que lo único entendido durante su lamentable paso por el concurso, ha sido única y exclusivamente Viva la caca, creyendo ella estar haciendo show, sin realmente verse y darse cuenta que lo que estaba haciendo es dar pena, ha sido una persona falsa, una persona llena de odio, una persona que ha confundido '#GH Vip' con 'El teatro de mi amigo, el profe', y digo teatro porque me ha parecido una actuación repugnante, asquerosa y mal intencionada sus últimos días en la Casa de Guadalix, y la gota que colmó el vaso fue en la misma semifinal, al verse en peligro de salir expulsada, cuestionaba arduamente la sexualidad de Daniela. ¡Por favor! En pleno siglo 21, cada persona es libre de elegir como vivir su sexualidad, ¿qué autoridad tiene ésta persona de dar afirmaciones como 'A ti te gusta el chorizo, quédate con el chorizo'? Además de actuaciones realmente lamentables, no es el claro ejemplo de una bisexual.

Anuncios
Anuncios

Creo que a Elettra deberíamos de enseñarle el significado de bisexual para que luego tratara de dar afirmaciones, tan si quiera, válidas y contingentes

Dejando atrás las actuaciones tan denigrantes de Elettra, vayamos al tema central de esta entrada, Daniela Blume, ganadora de GH VIP 5. No soy de los que lanza éste tipo de titulares sin antes dar un mínimo de argumento que defienda mi ideología ante las dos candidatas a ganar éste año, Allyson Eckman y Daniela Blume. Si hay algo en lo que todos estamos de acuerdo, es en que #Gran Hermano es un reallity que permite desenmascarar a aquellas personas que dicen ser lo que no son realmente. Y es que Allyson, a pesar de que es una de las protagonistas de éste reallity, también ha sido una de las más hipócritas que se han encontrado.

Anuncios

Encendamos la máquina del tiempo, viajemos a unas semanas atrás, y recordemos como del amor pasó al odio, quedándose en clara evidencia, el interés televisivo que tenía hacia Marcos Ferri.

Si, entiendo que es importante sacar carpeta en un reallity donde se celebran galas semanales, donde el qué se salva cada semana es el que da protagonismo, pero hay dos maneras de destacar en Gran Hermano, éstas son: siendo hipócrita y rebelde al estilo Allyson, Irma e inclusive Elettra, o siendo claro y exhausto con las personas, al estilo Aída Nizar o Daniela Blume.

Quiero decir, que para mí, una perfecta final para éste año, fuera sido teniendo a Aída Nizar, Daniela Blume y Alejandro como finalistas, y no a personas que han llegado a confundir GH VIP con una telenovela, con programas de re inserción social o tiendas de IKEA. Teniendo como candidatas a optar por el premio a Allyson Eckmann y a Daniela Blume, me atrevo a decir que éste año debe ganar la lealtad, la amistad real y no la doble cara.

Anuncios

Así que si eres un friki de Gran Hermano cómo yo, sigues el formato desde bien pequeño cómo yo, debemos de nombrar a la justa ganadora de éste año: ¡DANIELA BLUME!