Adara Molinero y #Meritxell Prieto han vuelto a enfrentarse. Este miércoles la catalana y su amiga, Laura Ríos, fueron entrevistadas por el programa Actualidad10, de 10radio. Laura dijo que cree que Adara habló sin motivos de sus supuestas amigas para querer tener protagonismo y que ha sido de las mayores decepciones de la casa por no solucionar los problemas en persona, prefiriendo publicarlos en las redes. Añadió que le envió un mensaje para intentar arreglar las cosas en su día y ella lo leyó y no quiso contestarle. Pol Badía sí que le cae bien y le parece un buen chico pero, según ella, está muy absorbido por la opinión de su novia, que lo manipula.

Anuncios
Anuncios

Meritxell, por su parte, añadió que cree que Adara se hace la víctima.

Ese mismo día ambas fueron entrevistadas también en MorninGlory, el programa de Radioset. Ya el martes Adara había publicado un tuit pidiéndole que no hablaran de ella en esa entrevista.

Resulta sorprendente que la madrileña le hiciera esa petición pública a Meritxell cuando unas semanas antes ella misma fue al programa y sí que habló de su examiga. Laura se quejó de eso porque "la primera que habla mal de nosotras en las redes y en la radio es ella y a mí nadie me dice lo que tengo que hacer".

Meri dijo que le tuvo mucho cariño a Adara y que insistió en mantener el contacto con ella fuera de Guadalix, pero que se cansó de ir detrás suyo.

Anuncios

Afirmó que no consiguió crear un vínculo de confianza con ella porque siempre que quedaban también tenía que ir Pol con ellas y dijo que es acaparadora porque además si querían quedar con él a solas se molestaba, algo que demostraba falta de confianza. También denunció que, cuando se encontraron hace unas semanas en el concierto de Nicky Jam en Barcelona, Adara y Pol no la saludaron y además la miraron con superioridad.

Y tras eso, estalló la guerra en Twitter. La madrileña, al escuchar sus palabras, la llamó apestosa y dijo que Pol no quiere quedar con ella. Por eso le pidió que los deje en paz y que se busque un novio "legañas" como ella. Meri le contestó que, si después de todo lo que había explicado solo se quedaba con lo que había hablado de Pol, demuestra que es una obsesiva. También le dijo que no todas las mujeres necesitan un hombre para ser felices y le pidió que pare de hablar de ella y de Bárbara Cañuelo y así no tendrá que responderle, además de justificar que le responde en público porque por privado a Adara no le interesa.

Anuncios

La madrileña le contestó que no quiere hablar con ella por privado porque es una basura y una obsesiva por la actitud que tuvo con Alain Rochette en #Gran Hermano 17, "un tío que ni siquiera era tu novio". Le recordó que la defendió cuando era una pesada con él y la acusó de tener una obsesión con él y con los hombres. También criticó que Meri no sabe ni el significado de la palabra 'valorse' y la mandó a tomar por culo. Más tarde volvió a quejarse de que hable "todos los putos días" de ella y la definió como una niñata sin cerebro. Además, se quejó de que todavía no le ha dado las gracias por todo lo que ha hecho por ella, recordándole que se cogió un tren "para tu mierda de vídeo de la final" desde Madrid a Barcelona. También la acusó de estar mintiendo porque nunca la llamó y la calificó como "cerda". Por último, amenazó con hablar de ella y de sus intimidades, "pero no soy tan rastrera como tú". Para poner la guinda del pastel publicó: "Por cierto eres muy fea, alguien te lo tenía que decir".

Luego retuiteó y le dio "Me gusta" a mensajes en los que otros usuarios llamaban falsa, malagradecida, patética, aprovechada y mediocre a Meritxell y en los que decían que GH17 tuvo a los peores concursantes en la final. La catalana respondió de nuevo afirmando que Adara se estaba definiendo por su actitud y que ella no necesita insultar ni meterse con el físico de la gente. También la llamó envidiosa y luego le dio "Me gusta" a mensajes dónde otros usuarios calificaban a su examiga como pesada, ortopédica, rastrera y loca de psiquiátrico.

Pol, por su parte, no tardó en unirse a la fiesta y dijo que él no puede decir que Meri sea buena niña o no tenga nada en su contra, que tiene cero interés en quedar con ella y que está "hasta los cojones que, a falta de argumentos, se le ataque a Adara sacándome a mí para hacerle daño, eso es muy rastrero". Laura salió en defensa de su amiga y publicó que le da mucho asco y vergüenza ajena la actitud de reventada de Adara, "muy sucia y rastrera".

#Adara Molinero