Alyson Eckmann demostró haber aprendido de lo vivido y no tuvo problema en bajar a los infiernos de su alma para afrontar lo que no ha sido acertado, reconociendo sus palabras y pensamientos. #DANIELA BLUME, su único obstáculo para conseguir el maletín, no admitió sus errores, llegando a molestarse con la usuaria de Twitter que cuestionó las críticas de sus blogs. Demostró prepotencia y soberbia y un afán controlador que hace que pierda los nervios cuando la situación se sale de lo planeado, lo que siempre acaba con su entrada inmediata en el Confe para rediseñar lo sucedido y hacer prevalecer su discurso.

La humildad es un valor añadido. Alyson tuvo actitud de ganadora y sencillez. Se dejó llevar porque es una concursante goPro. Me gustan las concursantes en 3D y en 360º grados. Eso ha hecho que cuente con privilegios al ser la favorita en más de una ocasión ante la impotencia de Daniela, que vio claro que era su rival a batir hace más tiempo del que quiere admitir.

Anuncios
Anuncios

Alyson rema contracorriente. GH VIP cede mayor protagonismo a la catalana, para la que han creado una trama en la que las demás concursantes son las hermanastras de la Cenicienta, simples antagonistas colectivas. Jordi González, al introducir la rueda de prensa de Daniela, afirmó que “lleva semanas escuchando críticas de sus compañeras”, como si ella no hiciera lo mismo. El programa prefiere enfocar la atención en su visión y convierten sus confes en la voz en off de las las discusiones entre ella y la de Seattle omitiendo la versión de las demás.

Hacen un tratamiento ejemplar a la hora de reflejar la visión de Daniela del concurso. Lo denunciable es que no lo hacen también con el resto. Han enfocado toda la atención en las críticas de Alyson hacia la locutora, que son una reacción, pero no se ha pretendido incidir nunca en la causa de las mismas: las traiciones iniciales de la de Mataró en el tema Marco, primero junto a Aless Gibaja y luego a solas hablando con Aylén Milla desde el Confe.

Anuncios

Algo que aceleró el proceso de desconfianza de la americana hacia ella, alimentando sensaciones ya originadas en el exterior.

GH VIP penaliza la crítica legítima señalando a las concursantes por tener una postura diferente a la de Daniela. En la gala se dio más voz a quiénes tienen opiniones favorables a ella, especialmente su abuela, Aylén y Marco, y trataron a Ramiro y a la madre de Alyson como graciosos personajes. El programa destacó que “Pepi está preocupada por cómo están tratando a su nieta”. Pensar diferente a ella no es tratarla mal, es posicionarse en contra de su rival con respeto y argumentos y con un impecable comportamiento en la convivencia.

En la rueda de prensa hubo desigualdad entre ambas. Alyson habló durante 8 minutos y 50 segundos, y Daniela gozó de más tiempo con 9:36. Las preguntas fueron duras pero también favorables para las dos. Sin embargo la catalana recibió un mensaje y el apoyo de su excompañero Kike Belmonte, que le dijo "Estamos contigo. Sabes quiénes", un extra de información totalmente injusto.

Anuncios

Igual que su protagonismo, estando claramente posicionado a favor de la catalana y legitimando su opinión y su versión de los hechos. Pero ahí ella también demostró hipocresía. La misma pacificadora que quiso hablar con Alyson encarnada en Mahatma Gandhi, al ser preguntada sobre la reconciliación, dijo “Pss… Bueno…” quitándole peso consciente de que le beneficia más vender un confrontamiento.

Algunos parecieron fans más que periodistas. Groupies baratos, nerviosos y emocionados por hablar con sus ídolos. Sobraron los gritos de '¡Ganadora!' a cualquiera de las concursantes, los abucheos y algunas preguntas que más que una respuesta quisieron transmitirle apoyo a su favorita. No nos importa quién quieren que gane o si piensan que una u otra es guapísima y maravillosa. Queríamos que incidieran en aspectos interesantes para que fueran contestados. Si GH es la vida real, requería de periodistas reales. Algunos, eso sí, fueron profesionales ejemplares.

Acertadas me parecieron las preguntas extraídas de las redes sociales. Al contestarlas Daniela volvió a hacer uso de la hipocresía afirmando que todo lo que ha escrito en los blogs lo ha dicho a la cara. Se me ocurren algunas lindas palabras que ha obviado, como “ese ser carapolla, que tiene una carapolla que no se la aguanta y una boca buzón que no se la acaba. Sale de todo por ahí. Amoníaco para desayunar y desinfectar el boquino”.

No me gusta que el programa penalice las críticas de Alyson mientras omite y, por lo tanto, justifica los insultos de Daniela como el “asquerosa” a la americana del pasado jueves o el “vete a la mierda” y el “que te den por culo” que le dedicó a Elettra Lamborghini anoche. El nerviosismo hizo que la catalana se despojara de su máscara y perdiera los papeles. Le queda grande el trono. #Alyson Eckmann #Gran Hermano