Después de conocerse las confirmaciones oficiales de Alba Carrillo, Bigote Arrocet, y las inminentes de Belén Esteban, Pelayo Díaz y el resto de candidatos oficiosos de los que ya os hemos venido hablando en este portal, en las últimas fechas se ha filtrado del fuerte interés del programa por contar con uno de los miembros más queridos por toda España de la familia Matamoros.

Hablamos, cómo no, de la hija de Kiko Matamoros, Laura Matamoros, ganadora de Gran Hermano VIP 4, y que ahora podría volver a un reality show, en este caso al de supervivencia de la misma casa en la que resultó ganadora, Mediaset España, después de haberse hecho público el 'ofertón' irrechazable que habría caído en sus manos.

Anuncios
Anuncios

Al menos así lo aseguraba el colaborador de 'Arucitys', Rocce Steinhauser revelando que la productora del formato de supervivencia que arrancará en aproximadamente un mes en Honduras ya se había puesto en contacto con Laura para ofrecerle un caché de los más elevados de la presente edición para conseguir convencer a la ex gran hermana VIP, a pesar de que esta no parecía muy entusiasmada en un principio. Este superaría, según varios mentideros, los 10.000 euros semanales.

Según esta misma fuente, Laura no habría todavía aceptado ninguna de las propuestas que se le han puesto encima de la mesa, dado que, una vez aceptado sentarse en la mesa de negociación, para dar el sí quiero, estar exigiría la presencia no sólo de una cantidad poderosa, sino también de ciertas cláusulas y variables que deberían quedar fijadas para que esta contemplase seriamente apuntarse a #Supervivientes 2017.

En las próximas horas, según han desvelado nuestros compañeros de Cotilleo, se podría unir a la lista de grandes celebrities patrias que estarán en el estreno del programa que presentará Jorge Javier Vázquez desde la gala cero a finales del próximo mes de abril, Terelu Campos, quien en las últimas horas se ofrecía para formar parte del concurso, sabedora de las necesidades familiares y propias.

Anuncios

SV 2017 va poco a poco cogiendo forma y se presume una edición cargada de nombres ilustres.