#Sálvame es un nido de noticias... y de malos rollos y rencillas entre los propios protagonistas del programa que, hace tiempo, sustituyeron a los tradicionales famosos del papel cuché. De ahí que las guerras y los cara a cara vividos entre los colaboradores sean tan habituales como duros, al tener que verse al día siguiente, y al otro, y al otro, aumentando la existencia de bandos y ahondándose en las heridas abiertas tras cada duelo.

El último del que hemos tenido constancia en directo ha sido el que ha llevado a enfrentar a la niña bonita de la dirección del programa decano del corazón en España, María Patiño, que no duda en tomar las riendas de este espacio cuando se lo piden, y Lydia Lozano, una de las veteranas y también más enjuiciadas a lo largo de su carrera, marcando esto un carácter débil que saca su peor versión cuando se le ataca.

Anuncios
Anuncios

Todo ocurría después´de que la rubia recibiera una información relativa a Kiko Rivera que no dudaba en revelar en directo a modo de primicia y que, la gallega, poco después, tumbaría desmintiéndola en directo y dejando con la cara blanca a su compañera, cuya credibilidad quedaba, una vez más, en tela de juicio. Lydia comenzaba a llorar soltando toda la tensión acumulada en un día en el que, antes de entrar en directo, ambas ya habían vivido un desagradable incidente.

Cuentan nuestros compañeros de 'Chic' que, antes de que empezase el programa, ambas se enzarzaron en una desagradable discusión a modo de enfrentamiento entre ambas en la que se dijeron todo tipo de lindezas, a grito suelto, siendo María la que habría sido más dura y dañina en este careo que habría consumado, ya en vivo, dejando a Lozano a los pies de los caballos poniendo en tela de juicio sus informadores.

Anuncios

Tal fue la dureza con la que la norteña cargó que, viendo cómo había dejado anímicamente a Lydia, tuvo que disculparse ante ella y el resto de sus compañeros por 'el numerito' que antes habían protagonizado ambas, avergonzándose de lo mal que había hablado a esta. Las heridas, nos cuentan, siguen abiertas. #maríapatiño #LydiaLozano