Si los medios de comunicación pagan bien, el que mejor lo hace es la televisión. Dentro de esta, la televisión en directo y dentro de este apartado los programas de mayor éxito y audiencia.

En este lujoso escaparate, como lo es #Sálvame Naranja, Sálvame Limón y el recién estrenado Sábado Deluxe, que vino a ocupar el lugar de Sálvame Deluxe, trabaja desde hace ya muchos años Kiko Hernández. Un tipo que salió de Gran Hermano como un personaje curioso y que se ha convertido en toda una celebrity convirtiéndose en el colaborador estrella del programa de Jorge Javier Vázquez.

Su personalidad, su seriedad, sus años de bagaje profesional y el cariño de sus compañeros y sobre todo el de una audiencia que parece respetarlo como al que más -al menos hasta que decidió enseñar a sus hijas en antena rompiendo el pacto consigo mismo de no hablar nunca de su vida privada- le han llevado a amasar toda una fortuna...

Anuncios
Anuncios

al menos si comparamos su salario y sus bienes con el de la mayoría de los mortales.

En este sentido, el portal CuantoGana, revelaba que Kiko Hernández se embolsaba por cada aparición en Sálvame diario 900 euros, lo que a final de mes le suponían 17.000 euros y, a final de año, a modo de nómina, a sumar extras, bolos y trabajos para otros medios, alrededor de los 200.000 euros. Ahí es nada.

Una cantidad que muchos seguro consideran insultante pero que este se ha ido ganando poco a poco y que le ha llevado a poseer inmuebles tan bien valorados como su casa en la Sierra madrileña. Y es que 'Villa Chatín', que está recién reformada, con 500 metros cuadrados, según Vanitatis tenía una hipoteca de más de 200.000 euros.

Pero ojo, porque esta no es precisamente la joya de la corona. El más caro es el piso que este posee en Madrid capital, en la céntrica calle Luchana, y que estaría valorado en la friolera cantidad de 638.000 euros.

Anuncios

A estas dos casonas hay que sumar una tercera en Gandía, donde este veranearía y cuyo coste tampoco sería precisamente bajo. Cosas de ganar tanto dinero... y saber administrarlo. #KikoHernández