Se avecinan malos tiempos para #Belén Esteban. La Princesa del Pueblo ya sabe lo que se le viene por delante. Nada más y nada menos que el tercer libro de la trilogía escrita por Julián Fernández Cruz sobre su persona y que, en este último tomo, el que se advirtió supondría la revelación de asuntos turbios y oscuros de la vida de la de San Blas, está cobrando una relevancia tremenda.

Bajo el título 'La Princesa al desnudo', el escritor de 'San Blas y poco más' y de 'Marcada por el odio' hace una revisión de estos dos trabajos, actualizándolos, aportando nuevos datos, nuevas pruebas sobre algunos de los asuntos más escabrosos que ya escribiera en estas dos publicaciones previas e introduce algunos nuevos elementos que "no gustarán" ni un poquito a la colaboradora estrella de Telecinco.

Anuncios
Anuncios

Uno de los ejes principales de 'La Princesa al desnudo' será la aparición de un personaje hasta ahora inédito como es David Camacho, un chico al que esta conoció muy poco después de salir por la puerta de atrás de 'Ambiciones' la finca de los Janeiro, donde le indican fuentes internas esta se dedicaba a "exhibirse" en bikini ante los presentes.

Fue por aquella época cuando esta conoció más íntimamente al futbolista de turno y cuando, casualmente, se quedó embarazada. Es en ese punto donde este libro adquiere una trascendencia que promete traer cola. Mucha cola.

Y es que, tal y como nuestros compañeros de La Vanguardia han publicado tras charlar con el nuevo protagonista de los escándalos de 'La Esteban', este no ha hecho otra cosa sino confirmar lo que se redacta en el libro, que fruto de la juventud, agregando que todo el mundo sabía que los dos habían empezado a salir.

Anuncios

Pero la cosa no acaba aquí, ya que después de deslizar en algunos pasajes ser el padre de su hija, pide tiempo para poder esclarecer con pruebas todo lo que está contando. Parece ser que este se está preparando para confirmar con pruebas definitivas lo que se comenta en el libro. Se avecina un buen jaleo con Belén Esteban como protagonista. #Sálvame