Bertín Osborne ha dado un golpe de efecto, sin duda: "Mi casa es la tuya" ha logrado que Pepe Navarro acepte ser el invitado estrella de una de sus próximas entregas. Sin duda, Bertin Osborne está logrando que tiene un carisma único, al conseguir a personajes que no suelen aparecer en los medios de comunicación.

El equipo del programa tiene mucho mérito, ya que, la última vez que el periodista estuvo en Mediaset, fue cuando realizó la función de presentador durante la III edición de "#Gran Hermano" (edición del 2002, la única edición no presentada por Mercedes Milá, en 16 años).

Durante el vídeo de presentación, el presentador hace alusión -de forma indirecta- a las palabras que dijo Ivonne Reyes, que -hasta ayer- estaba dentro de la casa de Gran Hermano VIP VI (la venezolana había afirmado que él estaba acabado).

Anuncios
Anuncios

Quizás, en un intento de calentar el ambiente, y ganar audiencia.

A pesar de que Pepe Navarro lleva mucho años fuera de la cadena de Fuencarral, es cierto que ha realizado, de manera puntual, apariciones en la misma ya que participó -a través de una llamada telefónica- en Sálvame. La última vez que realizó una intervención fue para recordar a Cristina "La Veneno", que falleció recientemente. Hay que recordar que él fue el causante del éxito, de un día para el otro, gracias a su aparición en "Esta noche cruzamos el Mississipi"; que, casualidades de la vida, se emitía en #Telecinco.

Si tenemos que hacer un resumen, lo cierto es que la relación entre el presentador y el grupo de comunicación no ha sido demasiado positiva, en los últimos tiempos. Incluso, Pepe Navarro llegó a realizar una demanda contra Mediaset y contra Paolo Vasile.

Anuncios

Por lo que parece, la cadena está bastante interesada en explotar el culebrón venezolano entre Pepe Navarro e Yvonne Reyes. A pesar de los pésimos índices de audiencia de Gran Hermano VIP, alguien de la cadena le ve futuro a esta historia.

Siguientes entregas, en próximas semanas. Por el momento, Yvonne ya está en la calle y dispuesta a ir de plató en plató.