La nueva prueba semanal, 'Enreda como puedas', ha convertido la casa de #Gran Hermano VIP 5 en una red social. Gracias a ello, los concursantes cuentan con un smartphone con el que se pueden hacer fotografías y vídeos que luego compartirán con los seguidores del programa a través de la app Vip Up.

Como sucede con el ordenador portátil que utilizan para escribir nuevos artículos para el Blog de GH VIP y para hacer la compra semanal, uno piensa que la organización del programa habrá tomado precauciones suficientes para que no haya posibilidad alguna de que los concursantes tengan acceso a informaciones del exterior ni a cómo se ve desde fuera su paso por el reality a través de Internet.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, y sorprendentemente, hace prácticamente dos meses la audiencia asistió atónita a la confesión de Emma Ozores ante su amiga, Irma Soriano, a la que le explicaba que había estado viendo "cositas que me venían muy bien" en el ordenador.

La propia Irma había acudido anteriormente al Confe para denunciar que a ella le había aparecido información, y los seguidores del programa rápidamente se alarmaron ante el caso, afirmando que más de un concursante había podido ver más de lo que debía. Ante el revuelo mediático que se creó, en el Debate el Súper llamó a #Emma Ozores, pese a que no la castigó al estar ya nominada y lo dejó en manos de la audiencia, que la perdonó.

Pero la historia se ha repetido. Durante este lunes, hasta en tres ocasiones se pudieron ver imágenes sospechosas de los concursantes con su smartphone, y rápidamente la audiencia volvió a denunciar que podría estar volviendo a pasar lo mismo.

Anuncios

Los implicada, de nuevo, Emma Ozores, a la que se le une Marco Ferri.

Primera sospecha

Emma Ozores estaba en la mesa de la cocina haciendo movimientos con el dedo más propios de alguien que navega por Internet que de una persona que está haciéndose fotografías y vídeos o mirando su galería. Alyson Eckmann pasó a su lado y la cámara recogió cómo se quedaba mirando fijamente la pantalla del móvil, aunque siguió su camino. La actriz, transparente como el agua cristalina, se muestró visiblemente nerviosa y se levantó con una mirada de "espero que no me hayan pillado".

Simples indicios, si no fuera porque poco después, hablando con Irma Soriano, hizo referencia al muñeco de Elettra Lamborghini con el que la italiana trata de materializar físicamente al Súper, "su gran amor", Emma afirmó que eso no debía estar gustando y que creía que no había salido en televisión.

Anuncios

Nada concluyente, pero sí sospechoso, más aún porque justo al pronunciar esas palabras los realizadores del canal 24H de GH VIP cambiaron de escena.

Segunda sospecha

Marco estaba en el sofá solo con el móvil. Daniela Blume se acercó a él y, al mirar la pantalla, le dijo "te van a echar bronca como un día, que sé por qué te dijeron una cosa". y se rió antes de recordar que el Súper le preguntó al italiano sobre eso en cuestión. De nuevo, censura al cambiar de escena inmediatamente.

Tercera sospecha

Daniela, en la cocina, le preguntó a Marco si había contestado a lo que había preguntado el Súper. El italiano se hizo el loco y la catalana le recordó que se refería a "lo de antes que no se puede decir". Tercera inmediata censura.

Todo parece indicar que Marco, de una forma más clara que Emma, sí que estuvo navegando por Internet o, como mínimo, intentándolo. Los constantes cambios de plano al hablarse el tema hacen que todo sea aún más sospechoso. ¿Habrán vuelto a infringir las normas? #Marco Ferri