Ahora ya se puede decir. El trono de Fabio Agostini le ha salido por la culata a la producción y la dirección de 'Mujeres y Hombres y Viceversa'. Después de venderlo a la audiencia en su momento como 'el gran trono' que venía a revolucionar el programa como último cartucho para recuperar la audiencia perdida, la actitud del canario y su falta de implicación a la hora de buscar pareja -que parece nunca fue su intención- ha acabado por desmontarse.

Y es que el insular habría decidido no acudir a las últimas grabaciones a las que estaba citado, y a las que debía prestarse por contrato, aludiendo a un problema para tomar un vuelo de regreso de su escapada a Sudamérica, donde muchos dan por hecho habría firmado ya todos los papeles que le vincularían al reality chileno 'Doble Tentación' donde este mejoraría sobradamente los ingresos que percibe por grabación en España y donde le aguardaría su ¿ex pareja? para 'hacer caja conjunta'.

Anuncios
Anuncios

Tal y como se indica en varios medios, el equipo de #MYHYV le estuvo esperando durante el 28 de febrero, día en el que este debía incorporarse a las grabaciones sin que se pudieran poner en contacto con él y sin que se diera a cambio ninguna explicación del porqué de su ausencia. Se deslizaba que se debía a un problema de vuelos. Un día después, ya el 1 de marzo, volvió a suceder lo mismo. Cuando se suponía que este debía llegar sin falta a la grabación tampoco aterrizó en la capital de España en lo que suponía la gota que colmaba el vaso de la paciencia del equipo que trabaja para Telecinco.

De nuevo problemas con los vuelos y caras más que largas en el equipo del programa que ve como esta 'jugarreta' podría ser una artimaña del canario para forzar su despido y así no tener que hacer frente a la penalización que se le debería aplicar por contrato si decide, unilateralmente, dejar de lado su trono.

Anuncios

Sea como fuere, los días de Fabio en el trono masculino de MYHYV están contados, como lo están los de Diego. Su final se adelantará y tocará buscar nuevos chicos tronistas... o bajar la persiana del programa para siempre.