La relación entre #Marco Ferri y #Aylén Milla recorre una montaña rusa continua. Tan pronto están al borde de la pasión como discutiendo sobre sus diferencias pocos minutos después con hastío. Este sábado la pareja disfrutaba de un placentero baño en el jacuzzi en el que el romanticismo parecía volver a brillar. Poco después, al ser enfocados de nuevo por la realización del canal 24 horas de Gran Hermano VIP, Marco volvía a mostrarse disgustado.

Todo empezó a raíz de que Aylén le preguntara al hijo de Riccardo Ferri si preferiría que no hubiera entrado en el reality. Marco describió la situación ideal que él imaginaba si la argentina aparecía en Guadalix.

Anuncios
Anuncios

Le hubiera gustado que entrara con más ganas de estar con él, comprensiblemente molesta por lo que hubiera podido ver en el exterior entre él y Alyson pero consiguiendo darle la vuelta a esa actitud entendiendo que no ocurría nada entre ellos y solo tienen una amistad con respeto.

Habiendo comprobado que no ha sido así y que las dudas de Aylén continúan, Marco afirmó que “tal y como se han dado las cosas a día de hoy preferiría que todo esto no hubiera pasado, que nunca hubieras entrado si ibas a tener esta actitud”. Aylén hizo autocrítica y admitió que es algo que no puede controlar, reconociendo que no estuvo bien reprocharle al italiano haber escrito su nombre con ceras en la pierna de Alyson. Además, aclaró que si se lo hubiera hecho a otra amiga como Elettra Lamborghini no se hubiera molestado.

Anuncios

Marco está desgastado por las cosas que no puede evitar Aylén dentro y fuera de la casa, por lo que sentenció que lo tendrá todo en consideración porque tiene 29 años y “no puede arruinar sus noches y días por esas actitudes”. Aylén sigue viendo segundas intenciones en su pareja y comparó el flirteo entre Marco y Alyson con el que el que ambos tuvieron en el reality chileno Amor a prueba durante el primer mes de concurso, estando ella en una relación. El Doctor Amor quiso ser claro una vez más y afirmó que si sintiera atracción hacia ella y quisiera flirtear con la americana para ir más allá de la amistad antes hablaría con su actual novia.

Aylén cree que podría estar pasando que él sienta algo por Alyson pero hasta no estar seguro de sus sentimientos no tome medidas, algo que él niega rotundamente. Se trata de la bautizada como ‘Regla de la chancla’, algo típico de las mujeres inseguras según el italiano: “Pones la pierna en la chancla para ver si está caliente y si es así dejas a tu novio por otro. Si está tibio o frío dices perdón, pero no quiero nada porque tengo pareja”.

La argentina cree que a Marco puede estar pasándole lo mismo que le sucedió con su anterior pareja, con la que no acababa de terminar la relación cuando tenían problemas hasta que de no encontró algo mejor.

Anuncios

La charla terminó con el italiano afirmando que le había vuelto a arruinar la noche, que llevan dos años trabajando la confianza sin resultados positivos porque ella no respeta su espacio de diversión.

La relación continúa en boca de todos en Guadalix, siendo prácticamente un monotema. Aída Nízar y Elettra consideran que es una pareja interesada basada en lo económico y que el italiano solo busca una mujer florero y dócil. Además creen que Aylén es demasiado insegura. Irma Soriano y Emma Ozores ven que la argentina “le quita siempre la vida a Marco y que le ahoga, mientras que Daniela aconsejó a Aylén, pidiéndole que deje a un lado sus inseguridades porque está quedando como “la celosa de España”.

#Alyson Eckmann