Este lunes a las 22 de la noche el Súper llamó a la pareja para que acudieran a la Sala Polivalente de la casa, el antiguo Club de GH17, dónde están celebrando durante esta semana la prueba “Brasil como puedas”. Sin embargo el lugar, manteniendo el decorado, contó excepcionalmente con la misma cama que una semana atrás acogió a Aylén Milla y Marco Ferri.

Alyson y Antônio comieron pizza y tomaron vino blanco y, tras eso, empezaró su hora sin cámaras. Nada más pudo verse en el canal 24H de la pareja hasta pasada una hora, cuando salieron y charlaron con Elettra Lamborghini de cómo había sido su experiencia. Sin embargo no todo fue tan bien como parecía. La pareja se quejó de que, aunque no estuvieran siendo grabados, los micrófonos, los focos y la posibilidad de que los trabajadores de GH VIP les estuvieran observando les frenó.

Antônio se mostró especialmente negativo y, al parecer, no mantuvieron relaciones sexuales.

Anuncios
Anuncios

El brasileño afirmó que prefiere el edredoning y avisó a Elettra de que se preparara para los movimientos que vería en la cama de Alyson durante la noche.

La americana está centrada estos días en su affaire brasileño, dedicándole muy poco tiempo al concurso en sí y a la prueba semanal. Ya ha desistido de ganar el privilegio que puede llevarla a las puertas de la final, dejándolo en manos de Elettra y Marco. Además, mantiene algunas dudas de si está actuando acertadamente.

En el programa de radio de este lunes por la noche afirmó que había estado preocupada por su representante y se había preguntado si estaba actuando bien, pero piensa que sí. Conversando con Irma también expresó sus dudas y afirmó que quizás cuando se dé cuenta de que estaba equivocada sea demasiado tarde. La pareja derrocha atracción por todos los lugares de la casa.

Anuncios

De madrugada, estuvieron en el jardín y también en el vestidor.

En la radio Alyson también expresó su proceso interior a la hora de fijarse en Antônio. El brasileño le gustó desde el principio, como demostró al quedarse con él durante toda la primera noche, y afirmó que ya forma parte de ella porque “un día en Guadalix es una semana”.

Marco y Aylén, siempre pendientes

El italiano y la argentina comentaron la #Hora sin cámaras de Alyson y Antônio. La argentina, que tiene fijación con su enemiga pública número uno, hizo referencia conversando con su novio (y su cara de póquer) a las palabras de la americana en el pasado, cuando afirmaba que no mantendría relaciones sexuales dentro de la casa.

Anuncios

Marco dijo que “estaba seguro que sí que tendría sexo si le gustara alguien. Lo veía”.

Aylén criticó “el circo” que según ella montó la americana el día después de su primer encuentro sexual, gritando “¡Oh no!” por toda la casa por su preocupación por su representante. “Si no quería que se supiera, se supo el triple. Paremos el show. ¿Cuántos años tiene? ¿Que es su mamá? Su mamá le va a apretar”- sentenció, mientras Marco dijo “que haga lo que quiera”. Además, también criticó que la pareja no trajera comida de su hora sin cámaras, ya que ella y Marco sí que llevaron tiramisú a sus compañeros. Sin embargo, Alyson y Antônio quisieron llevar pizza y cerveza al resto de habitantes de la casa pero el Súper no les dejó.

El italiano también sí que criticó el hecho de que Alyson se haya rendido con la lucha por el privilegio, afirmando que "Alyson está haciendo de todo menos pedalear. La conozco, si no estuviera Antônio estaría luchando mucho más".

#Alyson Eckmann #Antônio Rafaski