El director del periódico "La Razón", Pedro #marhuenda parece tener una memoria bastante escasa. Y es que, en el último programa de la Sexta noche, calificaba a la asociación ultracatólica "Hazte Oír" como unos "frikis", y como podréis comprender, ha traído cola debido a la polémica del autobús retirado por un juez por ser considerado incitante de odio.

Y es que, Marhuenda quedó como un señor en el programa de "La Sexta Noche", porque otra cosa no, pero sabe decorar las realidades, y donde dije digo digo Diego. En dicho programa afirmaba que estaba de acuerdo con que cada persona viviera su sexualidad como le pareciera, libremente, y además afirmaba que los poderes públicos tenían la necesidad de proteger la transexualidad de cada persona.

Anuncios
Anuncios

En definitiva, el periodista quedó de diez y las redes sociales no tardaron en hacerse eco de este suceso tan extraño en el director de "La Razón". Sin embargo, poco duraron esos aplausos, porque fue la propia asociación la que se encargó de desenmascararlo.

Y es que, un tweet enviado por un usuario de la red, adjuntaba foto en la que se podía apreciar cómo Pedro Marhuenda posaba junto al resto de premiados por la asociación de "frikis" como él la llamaba y quedaba patente que sus palabras en el programa de la Sexta no habían tenido mucha conmoción tras verse la imagen junto al resto de premiados. En fin, nuevamente una historia que deja a Marhuenda descompuesto y sus palabras sin demasiada credibilidad. Eso sí, el tweet de ese usuario quedará para la posteridad porque es cierto eso de "vale más una imagen que mil palabras" y aquí tenemos la prueba contundente.

Anuncios

Sin embargo, a Marhuenda no le importó mucho ese destape de opinión, pues tardó poco en afirmar que él no era premiado por esa asociación, sino que pasó a recoger el premio de uno de los editores de su periódico.

En fin, esperemos que la hemeroteca tenga menos mano dura con él la próxima vez y lo dejen expresarse aunque cambie de opinión a cada minuto, se merece un autobús con su nombre. #Política #lasexta