Desde que salió a la luz gracias a los medios de comunicación el caso Noós, una gran expectación ha recurrido dicha trama, pues una de las implicadas era ni más ni menos que la misma #Infanta Cristina. Cuando esto salió a la luz inevitablemente toda la prensa, #Televisión y en especial, cadenas de prensa rosa, se hizo eco de la noticia. El simple hecho de que la infanta Cristina pudiese pisar la cárcel era un acotencimiento fuera de lo normal, por lo tanto la expectación era máxima y la tensión se hacía notar.

Así pues, cuando llegó el juicio pasó lo que tenía que pasar, la infanta Cristina se libró de ir a la cárcel y más aún, su marido también.

Anuncios
Anuncios

No sólo se libraron de ir a la cárcel, sino que también le permitieron que siguiesen desarrollando su vida normal en Suiza. Así pues Iñaki Urdangarin seguirá viviendo junto a su esposa en Suiza después de la resolución del juicio.

Este juicio ha sido de vital importancia para el análisis de la justicia en España, pues ha ocurrido una inevitable división de opiniones respecto a las sensaciones que dicho juicio ha dejado. Por un lado están los que opinan que el juicio ha sido un vivo ejemplo de que la justicia es igual para todos, porque de la misma manera que se ha sentado la infanta también ha sido absuelta. Por otro lado, hay quienes piensan que la justicia actúa en favor de unos poderosos y en contra de la minoría trabajadora.

Dejando aun lado el juicio, la infanta Cristina ha estado este último día de nuevo en el centro del huracán, pues el acto que va a realizar desde luego dicta mucho de ser moral, mas aún cuando uno va predicando la libertad de opinión.

Anuncios

La revista Jueves se caracteriza por su humor crítico hacia el sistema a través de unas viñetas animadas que reflejan situaciones humorísticas a la par que critican todos aquellos aspectos que no les parecen adecuados. Lo que hace dicha revista es algo que en cualquier estado que se considere democrático debería permitirse hacerse. La infanta cristina quiere denunciar a esa revista por una portada que puso en la que aparecía ella junto a Urdangarin manteniendo relaciones íntimas en la cárcel en un vis a vis.