La gala de este jueves de Gran Hermano VIP, estuvo marcada por la nominación de #Alyson Eckmann a Marco Ferri y por la entrada a la casa de Antônio y Manoel, los gemelos Rafaski, llegados directamente desde Brasil. Los participantes, ya expulsados, de Big Brother 17 han aportado un tono de color entre unos habitantes, que estaban algo apagados desde la marcha de Elettra Lamborghini rumbo al país sudamericano.

Tras más de dos meses de encierro, los concursantes agradecieron un soplo de aire fresco. Con la curiosidad propia de poder disfrutar de dos personas nuevas y diferentes, respecto a las que conviven con ellos desde enero, los cuales estuvieron conociéndo mejor tras el final de la gala.

Anuncios
Anuncios

La tensión, sin embargo, aún se palpaba en el ambiente, especialmente entre Marco y Alyson, que acabaron hablando a solas en el vestidor sobre los motivos que habían llevado a la estadounidense a nominar al italiano.

La conversación, no resultó exitosa y solo sirvió para aumentar la actual lejanía entre ambos, después de que Marco le recriminara a Alyson que no es honesta ni leal a sus amigos. Ella acabó marchándose del lugar bastante indignada y el italiano se fue a dormir con Aylén Milla.

Pero la noche acababa de empezar para la americana. Mientras Daniela Blume se dedicó a conocer a Manoel, que duerme en la cama de al lado suyo, Alyson y Antônio pidieron cervezas al Súper, que se las concedió excepcionalmente pese a no ser noche de fiesta. En un tono distendido, ambos conversaron durante toda la madrugada conociéndose mejor, entre risas y caras de incomprensión por la dificultad de la americana para entender el portugués.

Anuncios

La noche fue larga y pidieron más cervezas hasta en dos ocasiones más. Sin embargo, en la última, ya a las 6.30 de la mañana, y con una Alyson visiblemente ‘contenta’, el Súper rechazó su petición para que fueran pensando en irse a dormir, teniendo en cuenta los ensayos del día siguiente para la prueba semanal.

Alyson fue de las concursantes que más feliz se mostró por la idea de que viniera un concursante de intercambio desde Brasil, y así lo demostró. Con Antônio pasó una noche agradable, hablando de cómo entienden algunos valores como la sinceridad y su concepción de la vida, en algunos puntos bastante similar.

También, comentaron los detalles y las diferencias del reality en España y en Brasil, así como el tema protagonista de la noche: la relación de amistad entre Alyson y Marco. Según Antônio, el italiano sentía algo más por la americana, pero al entrar Aylén tuvo que ponerle freno a eso. Se basa en lo que le transmitió Marco al bromear con él sobre la posibilidad de ligarse a Alyson.

Anuncios

Aprovecharon, además, para conocer sus gustos musicales y vitales, comentando películas y experiencias en relaciones de pareja, así como preferencias a la hora de encontrar a alguien con quien iniciar una relación. La charla nocturna entre Alyson y Antônio ha batido todos los récords, con probabilidad, de trasnoche en esta edición. Y es que ha finalizado a las 7 de la mañana, hora a la que se han ido a dormir tras la negativa del Súper a darles más cervezas.

La presencia de los gemelos Rafaski será positiva para Daniela tras la marcha de Aída y para Alyson después del alejamiento de Marco, centrado en su novia, y la baja temporal de Elettra. Queda por ver cómo encajan las nuevas piezas en el día a día de la casa y cómo se desenvuelven en la fiesta de este viernes, que probablemente esté centrada en Brasil. #Big Brother Brasil #Antônio Rafaski